Página 10 - Periódico Digital. Pasto - Nariño

Switch to desktop

Recuperemos las serpentinas en el carnaval

Valora este artículo
(0 votos)

Por: Alberto Quintero Arturo 

Son muchas cosas las que podemos decir alrededor de esta importante propuesta que desde esta columna me permito hacer con todo respeto a las personas que tengan a su cargo la organización del carnaval de negros y blancos para próximos años.

Infortunadamente son muchísimas personas las que manifiestan su descontento por la utilización de espuma carnaval y cal por bultos en la fiesta cultural más importante de nuestra ciudad región.

Veamos: Está comprobado hasta la saciedad que estos elementos intrusos en nuestro carnaval, llamados así porque no pertenecen a la esencia de nuestro patrimonio cultural, han deteriorado la seguridad y el objetivo del juego amable, respetuoso que identifica el auténtico juego carnestolentico, así como la caricia respetuosa de la pintica el día de negros.

Robos, atracos a espuma armada o asaltos simulados con el pretexto de juego con cal, son intempestivos acontecimientos que muchísima gente padece, lo que otrora fuera un juego respetuoso donde afloraba el donaire y señorío.

Francamente, es inconcebible que a estas alturas de la vida, los pastenses sigamos siendo indiferentes e irresponsables con lo que está sucediendo con el ecosistema, el medio ambiente y permitamos la utilización de los elementos referidos sin ningún control y contribuyan ostensiblemente a que nos sumemos a los peores depredadores del mundo.

Está muy bien que siga adelante nuestro carnaval, pero estamos en la obligación tardía de hacer ajustes serios consecuentes con la retroalimentación de los efectos de los cambios climáticos.

Precisamente por estas y muchas razones más, proponemos desde la Fundación Misión Obremos por Pasto que RECUPEREMOS LA SERPETINAS, las que si pertenecen al origen de nuestro CARNAVAL DE NEGROS Y BLANCOS como lo registran miles de fotografías que reposan en sinnúmero de restaurantes en nuestra querida ciudad.

Algunos van a decir: también se convierten en basura y las basuras forman parte del problema ambiental; eso es cierto, pero es menos nocivo para la salud y con seguridad les digo que su impacto es mínimo, como si lo es la espuma del carnaval y la cal.

Entonces volveremos a la pintica, amablemente solicitada, al polvito del talco perfumado que se aplica jugando con respeto y sin agresión; desde luego a la romántica serpentina lanzada para expresar afectos a quien es del agrado del quien la lanza.

Esperamos nuestra propuesta tenga eco en la nueva administración del Doctor Pedro Vicente Obando a quien desde estas líneas le deseamos éxito en su mandato. Entonces solo así volveremos a disfrutar de nuestro carnaval como debe ser y podremos decir con más orgullo. ¡Viva el Carnaval de Negros y Blancos! ¡Viva Pasto Carajo!

Página10.com - Periódico Digital

Top Desktop version