Página 10 - Periódico Digital. Pasto - Nariño

Switch to desktop

Pasto: una tragedia anunciada Destacado

Valora este artículo
(0 votos)

Por: Aníbal Arévalo Rosero

 

Cuando sucedió lo de Armero se dijo que era una tragedia anunciada, que se pudo haber evitado la muerte de más de 20 mil personas; igual se dijo con las avalanchas del río Páez, de Salgar y de Mocoa, pero el problema es que no se toman medidas de precaución porque este tipo de acciones no generan el performance que les gusta a los políticos.

 

A los gobernantes de turno les gusta las obras majestuosas que les permita ser recordados cortando la cinta, no un oculto alcantarillado madre que permita evacuar las aguas eficientemente y se pueda evitar las inundaciones de las ciudades, afectando a cientos de habitantes. Por eso este tipo de obras no se ejecutan, porque no son visibles.

 

El municipio de Pasto tiene una permanente amenaza por diferentes factores que la hacen muy vulnerable. Cada vez que llueve copiosamente la quebrada Mijitayo se desborda porque el box culbert que se construyó en los años 80 es muy estrecho y no da abasto para colectar tanta agua. Pero lo que nos debe quedar en claro es que ninguna ciudad en el mundo tiene la capacidad para evacuar tanta agua cuando llueve de manera desbordante por efectos del cambio climático.

 

Por lo tanto, la respuesta es tener preparados unos planes de contingencia. Es decir, tener diseñada la ruta de manejo de la situación crítica: fortalecer los programas de prevención, generar una cultura del riesgo, mantener señalizada la ciudad indicando los puntos críticos y las vías de evacuación.

 

Ahora bien, Pasto tiene más amenazas que otras ciudades de Colombia y del mundo. Está construida, prácticamente, sobre un volcán, y por lo tanto los sismos se presentan con más frecuencia, sumados a los de origen tectónico, teniendo en cuenta que estamos sobre la cordillera de los Andes, donde hay un fenómeno geológico que es la falla del Romeral, que se presenta paralela al Pacífico colombiano, y el acomodamiento de las placas tectónicas continentales. Todos juntos suman el listado de riesgos.

 

Se adiciona a los fenómenos naturales los antropogénicos (originados por el hombre) como es la falta aplicación de las técnicas sismo-resistentes en la construcción de viviendas multifamiliares con edificios de más de 5 pisos. Las edificaciones que se construyen en la ciudad de Pasto deberían tener un reforzamiento especial por la mayor vulnerabilidad. Pero no. Son construcciones estándar que no tienen la resistencia para enfrentar una embestida de la naturaleza.

 

En Pasto no hay garantía, ni vigilancia sobre las construcciones. El afán del lucrativo negocio de la construcción lleva a que se sacrifique la calidad en pos de la cantidad de apartamentos que se van a negociar. Las curadurías son unos entes delegatarios de los más corruptos que hay en el país, y autorizan la construcción sin la debida vigilancia; vemos el caso más sobresaliente el de Medellín con las torres Speace que se fracturaron, se cayeron y las restantes fueron demolidas. ¡Que Dios nos libre de vivir una situación similar!

 

Los expertos dicen que el 80 por ciento de las construcciones no cumplen con las normas técnicas de sismo-resistencia, y por lo tanto se convierte en otro factor de riesgo. Luego, en la ciudad se viene autorizando la construcción de edificios en predios ubicados en las faldas del volcán Galeras, donde el POT lo prohíbe.

 

Obedeciendo a esta directriz, la Compañía de Jesús abandonó su proyecto de construir el nuevo colegio Javeriano en proximidades del Galeras por el riesgo que representa. Sin embargo, como los constructores ya tenían comprados predios en la zona, se les autorizó las edificaciones de más de 10 pisos. ¿Y la amenaza volcánica, dónde queda?

 

Hacemos un llamado de alerta a las autoridades locales para tener en cuenta estas situaciones riesgosas que vive la ciudad. Estamos abocados a vivir una gran catástrofe en Pasto. Recuerden que Dios siempre perdona, el hombre a veces, pero la naturaleza, nunca.

Anibal Arévalo Rosero

Aníbal Arévalo Rosero a través de su vida ha realizado diversas actividades tendientes a reivindicar al  ser humano en su conciencia plena. Durante su vida ha hecho teatro, ha escrito poesía y en sus tiempos de universitario realizó varias publicaciones entre las que se recuerda la revista Quinde. Junto con otros compañeros fundó el Taller Cultural El Cueche, equipo con el que se hicieron varias publicaciones. De este mismo grupo hay que resaltar que se hizo un trabajo pionero en la difusión de la música andina, latinoamericana y del caribe.

 
Después de terminar sus estudios de biología en la Universidad de Nariño entró a laborar en emisoras de la ciudad de Pasto como en RCN, donde se desempeñó como locutor de planta. Dirigió programas en la extinta Ondas del Mayo, en varias oportunidades; también en Ecos de Pasto. Fue colaborador de el Noticias RCN y dirigió el programa Simana al Día, del Sindicato del Magisterio de Nariño, en dos épocas.
 
En el año de 1992 funda el Comité de Solidaridad con Cuba José Martí, cuyo objetivo era divulgar la realidad cubana y expresar apoyo moral, político y material al país caribeño. Ante la mala interpretación que la gente le daba a este tipo de acciones, se decide promover viajes de solidad a Cuba para participar en la Brigada Latinoamericana de Trabajo Voluntario, en el Festival Cuba Vive y, de manera especia,l en el 14 Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que se desarrolló en la isla en el año de 1997. Con esta experiencia impulsa el turismo al país caribeño con el resultado de que miles de personas han participado de las excursiones organizadas por Arévalo Rosero.
 
Asimismo ha venido impulsando las Brigadas de Salud en Cuba, tendiente a llevar pacientes de cáncer a ese destino con el fin de que reciban atención médica, teniendo en cuenta que la experiencia cubana en el tema ha sido bastante favorable.
 
Veinte años después de estas nutritivas experiencias, le permiten impulsar excursiones además a México, Machu Picchu, Argentina, Ecuador, Panamá y Tierra Santa.
 
En cuanto al desempeño periodístico, además de los medios radiales y de televisión, en los canales de la universidades de Nariño y Mariana, se ha desempeñado como columnista en Diario del Sur durante 6 años y en algunos medios virtuales. También es colaborador de el Diario del Cauca.
 
Considera que la práctica de la lectura es beber de la fuente nutricia que permite apropiarse de manera consciente del ejercicio de la democracia; y la posibilidad de escribir y ser leído, acceder al poder, por que considera la palabra como el mayor instrumento de acción cuando está bien encamina al legítimo servicio social.
 
En la actualidad además de soñar con viajar por el mundo se desempeña como docente del departamento de ciencias de Inem Luis Delfín Insuasty de Pasto.
 

Página10.com - Periódico Digital

Top Desktop version