Página 10 - Periódico Digital. Pasto - Nariño

Switch to desktop

Altaquer: reproducción de un sistema sexista. Destacado

Valora este artículo
(1 Voto)

Hace unos días estuve en Altaquer, corregimiento del Municipio de Barbacoas- Nariño. La razón de la visita fue la entrega de 84 kits escolares para los niños y niñas pertenecientes a la comunidad indígena Awá y a la Institución Educativa Santa Teresita. Altaquer se encuentra ubicado en el piedemonte costero, vía a Tumaco. Hace 10 años fue un lugar propicio para enfrentamientos entre guerrilla y fuerza pública. Actualmente, existe una fuerte presencia policial y una  aparente tranquilidad manifestada por sus habitantes.


Pero más allá de posibilitar herramientas para la educación formal de los niños y niñas de esta comunidad, me dejé llevar por la observación  con ojos de investigador. Primero, encontré en este pequeño pueblo nariñense la hospitalidad y amabilidad de la gente, característica propia y generalizada en el departamento. Por otro lado, un clima húmedo, pero muy agradable típico del trópico. Me impresionó la naturaleza de un verde tupido y selvático con enormes  posibilidades de desarrollo en  eco turismo  para la región y el país. De hecho, destaco la labor que viene realizando la reserva del Río Ñambi,  lugar no muy conocido por nativos, pero muy valorado por extraños y estudiosos de universidades de Estados Unidos y de Europa. Allí se encuentran fauna y flora de interés global. 

 

Sin embargo, desafortunadamente  pude observar los estragos de un sistema familiar sexista,  que como en varios escenarios del país, gira en torno a la actividad considerada propia de los varones. Trabajo y descanso marcan un sistema económico familiar.

 

En esta oportunidad voy a hacer referencia a una problemática asociada al tiempo libre de los hombres, particularmente la actividad del domingo. Este día,  está principal y generalmente dirigido al consumo del licor tradicional llamado “Chapil”, producto artesanal elaborado a base de caña de azúcar y con un alto grado de alcohol, que se consigue para la venta en botellas de Pony Malta pequeña, a un costo de $1.000.

 

Pude observar como las mujeres y niños esperan al exterior  de las cantinas o lugares con música “norteña” a  un alto volumen, durante todo el día.  Estas familias deben caminar entre 4 u 8 horas para llegar al lugar, las mujeres se encargan de comprar los elementos necesarios para la subsistencia y al mismo tiempo cuidan de sus hombres, cuando terminan tirados en los andenes.

 

Probablemente este problema es el reflejo de dos hechos, uno, el ingreso de cultivos ilícitos  a la zona, permeando una cultura del dinero fácil y consumismo y, dos, una histórica, qué hace referencia a proceso de evangelización, en donde se suministraba Chapil para obtener obediencia y temor en los indígenas Awá.

 

¿Qué hacer? Llegué a pensar en una sociedad fallida, parodiando el Estado fallido, recordando mis clases de teoría del Estado en la Universidad Nacional. Sinceramente me producía impotencia  presenciar  las escenas de hombres  caídos, ebrios  y de sus mujeres con niños en brazos observando y padeciendo esa situación. ¿Cómo evitar la reproducción de este círculo vicioso? Las  Autoridades locales se encuentran  distantes, a un día de camino, y las autoridades regionales obligadas a seguir en un sistema de administración en donde deben promocionar  el consumo del alcohol “legal” para que existan más ingresos al fisco. En fin, existiría una contradicción para generar políticas públicas encaminadas a combatir este problema.

 

Hago un llamado a la sociedad y a la cooperación internacional para que se fortalezcan las organizaciones sociales locales con la participación y empoderamiento de la comunidad, para apoyar el proceso de la reserva natural Río Ñambí y así,  desde la sociedad civil se establezcan alternativas y propuestas de  cambio social. Igualmente, insto al instituto colombiano de bienestar familiar para que tome las medidas y acciones pertinentes para la protección de los menores de edad que resultan afectados por  estas circunstancias

Mario Cepeda Bravo

Director de Página 10. Consultor y analista político con amplia experiencia en zonas con alto grado de violencia, con gran capacidad de negociación y resolución de conflictos. Experto en Sistema General de Regalías y control fiscal. 

 

Correo Electrónico: director@pagina10.com

Twitter: @mariocepedabra

Sitio Web: www.mariocepeda.com

Página10.com - Periódico Digital

Top Desktop version