Página 10 - Periódico Digital. Pasto - Nariño

Switch to desktop

El círculo del poder

Valora este artículo
(0 votos)

Por Aníbal Arévalo Rosero

 

En Colombia el poder se lo vienen rotando las mismas familias pertenecientes a una casta acostumbrada a gobernar al lado de sector financiero, generándole grandes beneficios a éste y en detrimento de las clases populares. [A1] Son los mismos que gobiernan desde hace 200 años: los padres les heredan el poder a sus hijos o a sus nietos. Llevan los mismos apellidos o sus combinaciones con familias del mismo abolengo, pero nunca hemos tenido la oportunidad de que gobierne un líder auténtico que represente los intereses populares.

 

Hemos estado cerca de que llegue un líder estructurado con buenos ideales, pero no. Como se dice en el argot popular “el pan se quema en la puerta del horno”. Eso fue lo que sucedió con Jorge Eliécer Gaitán que se convirtió en un caudillo que jamás logrará aglutinar la voluntad popular a través del discurso. Pero el sueño fue trucado con su asesinato provocado por las oligarquías que no le han permitido una opción al pueblo.

 

Se muestran como designados por los dioses para gobernar, basta con que tengan el apellido de su padre, tío o abuelo que fue presidente o que se mantuvo por décadas somnoliento en el Senado para saborear las mieles del poder. No son muy doctos, pero dicen que van a tomar las banderas de su partido, que van a darle continuidad a la obra de su mentor.

 

Hacen que el pueblo se entregue en un festín de disputas electoreras donde critican al gobernante de turno, entre derecha y extrema derecha, pero dirán que el mal gobierno le niega las oportunidades al pueblo. Por lo tanto, éste hace ofertas increíbles con la construcción de acueductos, escuelas, colegios y carreteras de última generación.

 

Y, vuelve y juega, los del otro partido buscarán recuperar el poder con el mismo discurso que le arrebataron hace cuatro años, en un Frente Nacional que se ha prologado por  más de 200 años entre federalistas y centralistas, liberales y conservadores, cachiporros y chulavitas, y hoy todavía es lo mismo con advenedizos partidos de la misma esencia. Vemos cómo Santos y Uribe se muestran como enemigos después de ser gallinas que han dormido en un mismo palo; ahora, Uribe critica a Santos por “entregarle el país a las Farc”, cuando él también lo intentó de la misma manera pero fracasó.

 

Igual que acontece con la fábula de ‘Mauselad’, donde los ratones eligen que color de gato quieren que se los coma: eligen un gato blanco, y cuando no les sirve, eligen un gato negro. Luego eligen una alianza de blanco y negro, pero tampoco se sienten conformes con sus verdugos. Entonces, proponen que el país sea gobernado por un ratón: "Oh –dijeron-, es un comunista”.

 

Oportunidades de gobiernos con real opción popular, la tuvimos con Carlos Gaviria Díaz, un profesional de gran trayectoria, ponente de importantes proyectos en la Corte Constitucional, senador, abogado y profesor universitario; con una vocación política y ética que le daban la opción de llegar a la presidencia. Sin embargo, lo atacaron diciendo que era ateo, que impondría un sistema comunista en Colombia, que sacaría a las empresas extrajeras.

 

No obstante, la visión de Gaviria Díaz era el liberalismo en esencia, nada que ver con el comunismo, pero frustraron una esperanza para el país; y se impuso Uribe Vélez con el gobierno más corrupto en la historia del país, con masacres, falsos positivos, persecución y con la mayoría de sus cabezas visibles en la cárcel.  

 

Pero cuando no ha sido el ataque aleve, las infamias, las calumnias, ha sido el asesinato de reales opciones con propuestas de gobierno alternativo, como ocurrió con Carlos Pizarro Leongómez, abatido en pleno vuelo después de haber depuesto las armas del grupo guerrillero M-19. Lo mismo aconteció con Jaime Pardo Leal, un abogado eminente, profesor universitario, juez y líder del movimiento Unión Patriótica que surgió de los diálogos del presidente Belisario Betancur con la guerrilla de las Farc. O Bernardo Jaramillo Ossa, también de la UP.


 [A1]

Anibal Arévalo Rosero

Aníbal Arévalo Rosero a través de su vida ha realizado diversas actividades tendientes a reivindicar al  ser humano en su conciencia plena. Durante su vida ha hecho teatro, ha escrito poesía y en sus tiempos de universitario realizó varias publicaciones entre las que se recuerda la revista Quinde. Junto con otros compañeros fundó el Taller Cultural El Cueche, equipo con el que se hicieron varias publicaciones. De este mismo grupo hay que resaltar que se hizo un trabajo pionero en la difusión de la música andina, latinoamericana y del caribe.

 
Después de terminar sus estudios de biología en la Universidad de Nariño entró a laborar en emisoras de la ciudad de Pasto como en RCN, donde se desempeñó como locutor de planta. Dirigió programas en la extinta Ondas del Mayo, en varias oportunidades; también en Ecos de Pasto. Fue colaborador de el Noticias RCN y dirigió el programa Simana al Día, del Sindicato del Magisterio de Nariño, en dos épocas.
 
En el año de 1992 funda el Comité de Solidaridad con Cuba José Martí, cuyo objetivo era divulgar la realidad cubana y expresar apoyo moral, político y material al país caribeño. Ante la mala interpretación que la gente le daba a este tipo de acciones, se decide promover viajes de solidad a Cuba para participar en la Brigada Latinoamericana de Trabajo Voluntario, en el Festival Cuba Vive y, de manera especia,l en el 14 Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que se desarrolló en la isla en el año de 1997. Con esta experiencia impulsa el turismo al país caribeño con el resultado de que miles de personas han participado de las excursiones organizadas por Arévalo Rosero.
 
Asimismo ha venido impulsando las Brigadas de Salud en Cuba, tendiente a llevar pacientes de cáncer a ese destino con el fin de que reciban atención médica, teniendo en cuenta que la experiencia cubana en el tema ha sido bastante favorable.
 
Veinte años después de estas nutritivas experiencias, le permiten impulsar excursiones además a México, Machu Picchu, Argentina, Ecuador, Panamá y Tierra Santa.
 
En cuanto al desempeño periodístico, además de los medios radiales y de televisión, en los canales de la universidades de Nariño y Mariana, se ha desempeñado como columnista en Diario del Sur durante 6 años y en algunos medios virtuales. También es colaborador de el Diario del Cauca.
 
Considera que la práctica de la lectura es beber de la fuente nutricia que permite apropiarse de manera consciente del ejercicio de la democracia; y la posibilidad de escribir y ser leído, acceder al poder, por que considera la palabra como el mayor instrumento de acción cuando está bien encamina al legítimo servicio social.
 
En la actualidad además de soñar con viajar por el mundo se desempeña como docente del departamento de ciencias de Inem Luis Delfín Insuasty de Pasto.
 

Página10.com - Periódico Digital

Top Desktop version