Página 10 - Periódico Digital. Pasto - Nariño

Switch to desktop

¡País de miércoles!

Valora este artículo
(0 votos)

Por: Aníbal Arévalo Rosero

 

Ya no sabemos qué pensar con tanta cosa que se escucha cada día: una más y otra más, y no hay esperanza de que esto acabe. Es monstruoso lo que le ocurre al país, la corrupción lo tiene corroído por todo lado; robar se convirtió en un estado personal y social ligado a la costumbre. Cuenta con un tónico poderoso que es que las mismas autoridades encargadas de investigar están embadurnadas del mismo delito, y todo se convierte en un yo con yo.

 

Cabría preguntarse por qué hemos llegado a tanto, y la respuesta es que el sistema de gobierno está hecho para proteger la impunidad, donde yo te nombro para que me investigues, en una cadena de favores que estimula el enriquecimiento a costa del erario.

 

Pero también la aparición de la lamparita de Aladino que constituye la explotación petrolera, con la repartición de regalías que hizo que la administración central perdiera el control en su distribución, yendo a parar sumas importantes en los bolsillos de contratistas y gobernantes inescrupulosos que aprovechan la ineficacia de los entes del control.

 

Es monstruoso porque nunca en la historia del país se había presentado tamaña corrupción. Primero fue Caprecom, luego vinieron Saludcoop, Cafesalud y Reficar. Esto ha hecho que la corrupción se convierta en un mal endémico en el país, donde se conforman unas roscas que rodean al candidato a la alcaldía, aportan sumas de dinero y luego con el poder en las manos, recuperan lo aportado con las respectivas ganancias que son cuantiosas y disfrazadas en contratos.

 

No todo el tiempo fue así. La corrupción siempre ha existido, pero no tan desproporcionada. Toma fuerza con la elección popular de alcaldes y gobernadores estipulada en la Constitución del 91, con la cual los mandatarios regionales tienen autonomía y no le tienen que rendir cuentas al presidente; sumado a las regalías que se distribuyen más equitativamente en todos los territorios.

 

Un fuerte factor que estimula la corrupción es la creación de la circunscripción nacional para el Senado, para lo cual todos los candidatos tienen que competir fuera de sus territorios, “invirtiendo” sumas millonarias, que para algunos ascienden a los 20.000 millones de pesos, los cuales tienen que ser recuperados con sus respectivas “utilidades” a través de la contratación. 

 

Pero el récord olímpico lo viene a obtener la brasilera Odebreht con 11 millones de dólares en sobornos en dos contratos de infraestructura vial en el norte del país. Es escandaloso, esa cifra solamente la habíamos escuchado en el Baloto, pero jamás en las famosas coimas.

 

El caso es que el “humilde y caritativo” señor Marcelo Odebrecht ha sido tan equitativo que les dio mordida a las dos campañas en contienda para la presidencia: por un lado al señor Zuluaga, que orondo aceptó, y, por otro, la campaña del reelegido presidente Santos, que según el exsenador Otto Bula, le entregó su milloncito de dólares.

 

Lo grave de todo este asunto –según las denuncias presentadas por el senador Robledo- es que el fiscal Néstor Humberto Martínez estaría inhabilitado para investigar el caso por conflicto de intereses al haber sido el asesor jurídico y miembro de juntas directivas de algunas de las empresas del hombre más rico del Colombia, Luis Carlos Sarmiento Angulo, propietario de la firma Episol, que conforman la Concesionaria Ruta del Sol S. A. S. junto con Odebrecht, que sólo han hecho el 50 por ciento del trabajo.

 

En Colombia, la corrupción es tan grande que un puente los construyen hasta siete veces, una carretera la llevan construyendo cinco veces. Los juegos nacionales de Ibagué se cancelaron porque los contratistas del Parque Deportivo lo dejaron en hierro retorcido y concreto abandonado, un proyecto que costaba $90.000 millones.

 

En Colombia se han robado el valor de varias reformas tributarias. Es un país de miércoles, jueves, viernes, sábado de corrupción y domingo, Espíritu Santo. ¡Todos los días se lo roban!

Anibal Arévalo Rosero

Aníbal Arévalo Rosero a través de su vida ha realizado diversas actividades tendientes a reivindicar al  ser humano en su conciencia plena. Durante su vida ha hecho teatro, ha escrito poesía y en sus tiempos de universitario realizó varias publicaciones entre las que se recuerda la revista Quinde. Junto con otros compañeros fundó el Taller Cultural El Cueche, equipo con el que se hicieron varias publicaciones. De este mismo grupo hay que resaltar que se hizo un trabajo pionero en la difusión de la música andina, latinoamericana y del caribe.

 
Después de terminar sus estudios de biología en la Universidad de Nariño entró a laborar en emisoras de la ciudad de Pasto como en RCN, donde se desempeñó como locutor de planta. Dirigió programas en la extinta Ondas del Mayo, en varias oportunidades; también en Ecos de Pasto. Fue colaborador de el Noticias RCN y dirigió el programa Simana al Día, del Sindicato del Magisterio de Nariño, en dos épocas.
 
En el año de 1992 funda el Comité de Solidaridad con Cuba José Martí, cuyo objetivo era divulgar la realidad cubana y expresar apoyo moral, político y material al país caribeño. Ante la mala interpretación que la gente le daba a este tipo de acciones, se decide promover viajes de solidad a Cuba para participar en la Brigada Latinoamericana de Trabajo Voluntario, en el Festival Cuba Vive y, de manera especia,l en el 14 Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, que se desarrolló en la isla en el año de 1997. Con esta experiencia impulsa el turismo al país caribeño con el resultado de que miles de personas han participado de las excursiones organizadas por Arévalo Rosero.
 
Asimismo ha venido impulsando las Brigadas de Salud en Cuba, tendiente a llevar pacientes de cáncer a ese destino con el fin de que reciban atención médica, teniendo en cuenta que la experiencia cubana en el tema ha sido bastante favorable.
 
Veinte años después de estas nutritivas experiencias, le permiten impulsar excursiones además a México, Machu Picchu, Argentina, Ecuador, Panamá y Tierra Santa.
 
En cuanto al desempeño periodístico, además de los medios radiales y de televisión, en los canales de la universidades de Nariño y Mariana, se ha desempeñado como columnista en Diario del Sur durante 6 años y en algunos medios virtuales. También es colaborador de el Diario del Cauca.
 
Considera que la práctica de la lectura es beber de la fuente nutricia que permite apropiarse de manera consciente del ejercicio de la democracia; y la posibilidad de escribir y ser leído, acceder al poder, por que considera la palabra como el mayor instrumento de acción cuando está bien encamina al legítimo servicio social.
 
En la actualidad además de soñar con viajar por el mundo se desempeña como docente del departamento de ciencias de Inem Luis Delfín Insuasty de Pasto.
 

Página10.com - Periódico Digital

Top Desktop version