Página 10 - Periódico Digital. Pasto - Nariño

Switch to desktop

La geografía y el desarrollo territorial desigual

Valora este artículo
(0 votos)

Por: Jonnathan Pérez Santamaría *

 

El mundo es un lugar que recuerda de forma categórica que la geografía y el espacio no pueden ser comprendidos y analizados en un estricto sentido plano, por el contrario, la diferencia en los aspectos de desarrollo entre territorios demuestra la heterogeneidad geográfica. El Informe sobre Desarrollo Mundial (2009) muestra que hay concentración de las actividades económicas y está localizada en puntos concretos del planeta, específicamente en zonas urbanas. Además, encuentra que el problema del desarrollo desigual de las regiones se da en todas las escalas geográficas: local, nacional e internacional[1]. Lo anterior, pone de plano el papel e importancia de la geografía en el desarrollo, este último entendido como el crecimiento económico, tanto en el texto de Krugman y Fujita como en el de Sachs. Sin embargo, la brecha conceptual y las variables involucradas difieren ampliamente.

 

Por un lado, está la Nueva Geografía Económica de Krugman y Fujita (2004), en el cual se aborda el espacio de una manera más abstracta y modelada. Está principalmente enfocada en el análisis de actividades económicas de aglomeración. Dichas actividades están asociadas a espacios concretamente urbanos o urbanizados, es decir, la concentración de la actividad depende de elementos que brindan de forma específica las ciudades.        El interés particular de la Nueva Geografía Económica enfoca sus esfuerzos en el estudio de actividades económicas enmarcadas en el sector industrial. Las condiciones de producción – mano de obra, proveedores especializados, tamaño de mercado – en espacios urbanos son las adecuadas para el fenómeno de la aglomeración.            La concentración de las actividades económicas es un fenómeno dinámico. El tiempo tiene su papel en la aparición, crecimiento y posible desaparición de las actividades industriales concentradas. Una de las desventajas más reconocibles, en los modelos de la Nueva Geografía Económica, es la incapacidad de hacer prospectiva.

 

Por otro lado, la idea de Sachs sobre la relación entre la geografía y el crecimiento económico está sujeta a las dinámicas e interacción entre los países y el rol que tienen los gobiernos estatales. Los elementos tenidos en cuenta para explicar por qué algunos países no progresan están asociados a la incapacidad de los gobiernos por eliminar la corrupción y la ineficiencia en el recaudo de impuestos, en consecuencia, menos inversión en aspectos claves como la salud. En esa línea, los factores físicos del territorio también participan en crear condiciones desventajosas como enfermedades y en relación al transporte, aumento de los costos de transacción. Así las cosas, la pobreza y patrones culturales disminuyen la capacidad para generar condiciones mejores de accesos a educación y en algunos casos, hasta convertirse en catalizador de mayor crecimiento poblacional, es decir, más personas pobres.

 

Como crítica, la Nueva Geografía Económica toma como recursos lo espacial, lo temporal y una actividad económica de un sector específico. Si se habla de los alcances de un planteamiento que intenta dar cuenta de la aglomeración de las actividades económicas, habría que decirse que es una geografía muy centrada en lo urbano y desconoce las múltiples formas en que el territorio se presenta; por otro lado, cómo se explica las nuevas adaptaciones de la ciudad cuando el tema industrial fracasa o se agota, por ejemplo, el caso de la capital del País Vasco, la región norte de Francia o incluso la ciudad de Detroit. A su vez, el reduccionismo al que llega Sachs proyecta las características geográficas como condicionantes de los procesos de desarrollo, más aún cuando considera que las dificultades para crecer de algunos países son producto de las características físicas y humanas del territorio: hace varias décadas fue superado dicho discurso en la Geografía y era conocido como determinismo ambiental.

 

 

*Estudiante de la Maestría en Estudios Interdisciplinarios sobre el Desarrollo- Universidad de los Andes

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Sachs, Jeffrey. 2007. “Why Some Countries Fail to Thrive,” en The End of Poverty: Economic Possibilities for Our Time. (pp: 51-73).

Fujita, M., & Krugman, P. 2004. La nueva geografía económica: pasado, presente y futuro. Investigaciones regionales, (4), 177-206.

World Bank. 2009. Overview. World Development Report: Reshaping Economic Geography. World Bank: Washington DC (pp. 1-32).



[1] Cuando Krugman hace referencia a los tres modelos de análisis (centro-periferia, sistema urbano y concentración industrial y comercio), podría establecerse un paralelo con las tres escalas de las que habla el Reporte del Banco Mundial.

Página10.com - Periódico Digital

Top Desktop version