Académico, escritor y periodista, Jesús Martínez es “El personaje 10 del día”

Jesús Martínez Betancourt nació en Guaitarrilla (Nariño). Es economista de la Universidad de la Amistad con los Pueblos Patricio Lumumba (Rusia), especialista en Estudios Latinoamericanos (Universidad de Nariño), y magister en Modelos de Enseñanza Problémica (Universidad de Nariño).

Jesús Martínez Betancourt fue docente y decano de la facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y Contables de la Universidad de Nariño. Por ende, desde su vinculación como profesor de Tiempo Completo en 1980, estuvo comprometido con la academia y la lucha social a través de actividades extracurriculares como foros, eventos, películas y todo lo que ampliara el aspecto de la formación política y social del individuo.

Otro de los roles que desempeño en la Universidad de Nariño están: Director de la Oficina de Planeación y Desarrollo, Vicerrector Administrativo, Presidente de la Asamblea Universitaria, Presidente del Sindicato de Profesores, Representante Profesoral ante el Consejo Superior, Representante de los Decanos ante el Consejo Académico.

Dentro de la producción escrita se encuentra su primer libro “Teoría de la Planeación Económica Nacional en Colombia”. También textos sobre diferentes temas como la reactivación del volcán Galeras a través de cuentos, chistes y gracejos, los cuales se publicaron en “El Derecho” en el artículo “El Galeras tómelo con calma”; posteriormente surgió el libro “Rayones: Una caricatura Pastusa”.

Martínez también participó con sus escritos en los periódicos “Correo del Sur” de Don Efraín del Valle (q.e.p.d.) y “El Poder”, editado por Claudio Obando; fue columnista del “Diario del Sur” bajo el seudónimo de Irma Vallejo, opinando sobre problemáticas regionales, nacionales, combinando la política con el humor.

Entre su producción bibliográfica están los libros: “Risas de Campanario”, “El complejo del Cuy y la Copa Libertadores”, “Pacifico en llamas, realidad socioeconómica de la Costa Nariñense”, “Paradojas de la Economía y la Felicidad en Nariño”, “Caída de las pirámides y de la bolsa de valores pastusos”, “Nariño realidad y futuros posibles” en coactoría con Julián Sabogal Tamayo, “Juventud de Pasto y mundo de hoy” en coactoría con Hernán Abdón García y Jairo Enrique Puentes.

Atraído por los medios, el profesor Chucho Martínez inició en la radio por invitación de Manuel Erazo, periodista de Todelar, realizando notas sobre el acontecer regional, develando de modo humorístico lo oculto de las cosas que se dicen o se ven; “me especializo en el humor, leo el humor, tengo literatura de humor y escribo humor nuestro; lo importante es orientar a la opinión pública, educar a la audiencia; siempre camino con la disposición de ver en cualquier estampa de la sociedad algo que me sirva para reproducirlo, para contarlo, para escribirlo o para hacer reír, el humor es lo más serio que hay, el humor es un asunto delicado”, precisó Martínez.

Actualmente, Jesús Martínez está en la producción y publicación de los siguientes libros: “Técnicas de Planeación”, “Diccionario de humor pastuso” y la selección de los artículos transmitidos en la radio.

Martínez afirmó que entre sus satisfacciones tanto espiritual como intelectual está la enseñanza a sus estudiantes de pregrado y postgrado, la ayuda brindada a ellos en distintas circunstancias de la vida, la producción de sus libros, la lectura, su opinión en la radio, en la prensa y desde luego su militancia política desde su juventud. Por ende sostuvo que “es muy importante la enseñanza que deja huella. La que se hace de corazón a corazón”. Como Director de Departamento entendió la problemática en el aula, al comprender qué piensa el estudiante y qué piensa el profesor, esto, en el marco de un diálogo respetuoso de las dos entidades; al respecto manifestó: “allí entendí como nunca, el problema de la contradicción del aula, la más bella de la vida universitaria”.

Como Decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas FACEA logró otra dinámica a través de los Consejos de Facultad Ampliados fomentando la participación y articulación de los programas y unidades académicas de la Facultad, aspecto que contribuyó positivamente en la evaluación por parte de los Pares Académicos. Es de resaltar que la FACEA goza de un gran posicionamiento entre los nariñenses, quienes valoran que la Universidad de Nariño con una mirada desde la academia y con una opinión calificada interprete de las problemáticas sociales; sobre ello manifestó: “en buena hora nunca he perdido el horizonte de aportarle a mi región, de hacer libros por la región, de opinar por la región, claro que, unas veces me va bien, otras veces me dan palo”.

Por otra parte, como Representante de los Decanos al Consejo Superior promovió la cualificación de los docentes hora cátedra. En el contexto universitario publicó 15 ediciones del periódico “La verdad” y 49 publicaciones de “La U una vocal abierta a la libertad”; opinando libremente, dice, “acertado o no, esa es la vida de la Universidad”.

Recientemente, Jesús Martínez se jubiló como docente de la Universidad de Nariño, luego de 38 años de servicio a la academia. Al respecto, con nostalgia mencionó “no es fácil, no es fácil, quiero caminar, me encanta caminar, me encanta pintar, pintar me desestresa mucho, me fascina la música, leer literatura de humor, subrayar los libros, ojalá me recuerden por la flor y no por las espinas; creo que lo que había que hacer lo hice a conciencia, lamento no haber entregado más a los estudiantes, confío plenamente en los jóvenes, ellos son la reserva moral, política e intelectual de la región, nosotros ya no pudimos; los viejos ya no logramos cambiar este país y esta región; en la carta magna de los jóvenes de la América Latina, ellos dicen: -no tenemos a quien imitar, ni a los generales, ni a los curas, ni a los empresarios, ni a los políticos, ni a los gobernantes, pero no es tarde, para que nosotros los jóvenes y los viejos conversemos y empecemos a construir este futuro juntos, pero no nos dejen en la incertidumbre sobre el futuro-… Eso me duele, los pelados son locos, díscolos, rebeldes, lo que usted quiera; nosotros los viejos pensamos, decidimos y actuamos en función de los jóvenes y no los dejamos que hablen, que se expresen y cuenten su historia. Y el tiempo que me reste de vida seguiré, no me voy a desaparecer de la opinión pública”.

Algunos de los reconocimientos otorgados a Jesús Martínez:

Columnista más destacado de Nariño, CORREO DEL SUR – de 1995

Escritor más destacado en Nariño, CASA DE LA CULTURA DE NARINO – de 1998

Escritor investigador más destacado en Nariño, CORREO DEL SUR – de 2002

Fuente: Udenar Periódico

Comentarios

Comentarios