Amín “El Chiche” Martínez, lo nuevo de su producción musical.

Por: Albeiro Arciniegas

Siempre fue el consentido de la casa, nació en Chimichagua, Cesar, y sus padres lo bautizaron El Chiche, talentoso intérprete que formó parte de Los Embajadores Vallenatos y la agrupación Los Chiches Vallenatos, razón social que él creó, pero que por no haberla registrado a su debido tiempo pasó a dominio intelectual de otras personas.

Acaba de visitar México –se aplazó esta entrevista por esa razón ya que, por supuesto, la prioridad eran sus conciertos– y en México su música obtuvo un éxito rotundo por la aceptación del público de Monterrey. Proviene de una familia humilde, a la edad de seis años se trasladó a Becerríl donde estudió y pasó a Santa Marta y Bucaramanga donde inició su carrera musical.

Amín Martínez, gracias al apoyo de Víctor Pascual, Germán Carreño y Pedro Muriel, productores y arreglistas musicales, emprendió su propio proyecto, la agrupación Los Chiches Vallenatos, “con tan mala suerte que la disquera, en ese tiempo –la verdad yo desconocía que había que registrar un nombre– lo hizo y se quedó con la razón social”.

Con la agrupación Los Chiches Vallenatos impuso éxitos como Ceniza Fría, Voy a olvidarte, Tierra mala, Muchacha encantadora, Un solo cuerpo, El amor es el perdón y algo más, entre otros, forjando un estilo musical bastante original dentro de la corriente del vallenato romántico, estilo que es reconocido en el país desde hace varias décadas.

Para Amín Martínez la discusión sobre la propiedad intelectual del nombre de la agrupación Los Chiches Vallenatos es una etapa superada y una experiencia de la cual aprendió bastante. Hoy Amín El Chiche Martínez, su mote artístico, sabe que su nombre es identificado y reconocido por cada uno de sus seguidores, gracias a que es un artista íntegro y muy responsable y que logró imponer muchos éxitos y los sigue cosechando en la radio, sus presentaciones y conciertos.

Ese fin de semana, precisamente, presenta una nueva canción titulada Amanecer eterno, tema compuesto por José Alfonso El Chiche Maestre, que se promocionará por las plataformas digitales y se espera conquiste el corazón de los amantes de la música vallenata en todo el país.

Paralelamente, su organización musical programa nuevos conciertos en diferentes lugares de la costa, el Valle del Cauca, Antioquia, el eje cafetero y otros lugares. Amín Martínez ha logrado así consolidar una carrera musical que inició en la época dorada del vallenato en Colombia, al lado de agrupaciones emblemáticas y que, luego, ha seguido por su cuenta, apoyado en su talento y una voz suave y armoniosa que se metió en el gusto musical de todos los colombianos.

Comentarios

Comentarios