Armando Hernández, la voz tropical que hace bailar a Colombia

Por: Albeiro Arciniegas

Durante su vida estudiantil empezó cantando rancheras y boleros, acompañado de guitarra, hasta que fue descubierto por una disquera de la capital del país y compuso Morenita que se convirtió en su primer éxito.

Proviene de una familia de tradición musical, al lado de su hermano, el cantante Hernán Hernández, conformó una agrupación que bautizó Calamarí donde tomó forma parte de su carrera musical. Armando, quien nació en Magangué, Bolívar, empezó a cantar en público a la edad de siete años y formó parte de Los Corraleros de Majagual con quienes viaja a Venezuela para participar en dos programas de televisión.

“Me enviaron con Los Corraleros, interpreté los primeros temas que había compuesto y la gente se emocionó, me esperaron en la salida del estudio para que les firmara autógrafos”, dice, y con voz atiplada y vigorosa agrega que “Morenita comenzó a pegar en Colombia y luego en otros países, el dueño de la disquera Fuentes me recomendó humildad, ya que me veía con gran futuro y me decía que no se me debían subir los humos, igual consejo me dio mi padre”.

“Yo agarré ese consejo”, dice Armando quien critica que gente adinerada pague para que la saluden en los discos, “y eso no se veía antes y fuera de eso se pagó a las emisoras para que programaran esa música y dejaron de poner los porros, la cumbia, la música tropical”.

Según el artista, eso socavó los espacios de los ritmos bailables que quizá no son tan escuchados como antes, aunque en su caso las expectativas son muy grandes y variadas, “cada año viajamos a Chile, Perú, Estados Unidos y recorremos el país haciendo giras”.

Eso hace que sea uno de los artistas más cotizados, este fin de año, por ejemplo, el Maestro Hernández alegrará la Feria de Cali, la Feria de Manizales y los Carnavales de Negros y Blancos en Nariño. “En la época de diciembre y enero es cuando más nos buscan para que hagamos bailar a los colombianos”, dice.

Han pasado varios años desde cuando Armando Hernández escapaba con su hermano Hernán y otros amigos a pescar y nadar en el río y la ciénaga de su tierra natal; hoy es un valor indiscutible de la música tropical en Colombia, el rey del género con amplio reconocimiento que trasciende generaciones gracias a la alegría y a su voz bastante singular.

Pertenece a la época dorada de la música tropical al lado de Rodolfo y Los Hispanos, Lucho Bermúdez, Gabriel Romero, Gustavo El loco Quintero y muchos otros compositores e intérpretes que escribieron uno de los capítulos más exquisitos de la historia musical del país.

Armando Hernández goza de buena salud y para deleite de todos los colombianos seguirá cantando por mucho tiempo temas inolvidables como Celos de amor, Que voy hacer sin ti, Pensándote, Qué difícil fue olvidarte, Loquito por ti, La Zenaida, Caballo viejo y una larga variedad de éxitos que hacen parte de su historia musical rica en logros y experiencias personales.

Comentarios

Comentarios