Artista nariñense, Helman Giovanni Caicedo Carvajal, es El Personaje 10

Por: Nina Portacio
Este Licenciado en artes plásticas con Maestría en el mismo campo, a sus 59 años, ha hecho todo lo que un artista integral podría haber hecho por el arte del Departamento de Nariño. Ha pintado más de 280 cuadros con técnicas diversas: Óleo sobre lienzo y sobre lona, acrílico sobre lienzo, acuarela sobre papel. Ha trabajado el grabado sobre papel y también la escultura. Ha escrito cuentos y poesía y ha ganado concursos nacionales como el convocado por la Casa de la Cultura de San Andres Islas en 1992 y 1993. Publicó e ilustró su libro de poemas: Poema Final. Además, ha ilustrado libros y portadas de otros autores Nariñenses. Es cantautor, conoce a fondo sobre notas musicales; porque estudió música y en la intimidad de su hogar compuso cerca de unas 372 canciones -las cuales siguen siendo inéditas-, interpetra el piano y la guitarra de tal manera que cautiva el alma y fue DJ durante 19 años, por lo que conserva una colección musical fuera de serie.

El maestro Giovanni es a toda luz una biblia andante en lo que a temas de arte y música, se refiere. Es un hombre culto y ecológico, que transita a pie por las calles de Pasto, rara vez toma un bus y aún menos usa un taxi. Su mayor placer es caminar y observar.
En sus momentos de esparcimiento se dedicó a crear en otros campos. Junto a Jorge Calvache se integró en el programa radial: La Crisalida. Que se originó en radio Universidad de Nariño; donde fue un día como invitado pero se quedó formando parte del éxito que tuvo el programa, hasta que otros tomaron las riendas del carruaje con el argumento de que no era para egresados de la Universidad de Nariño. Fue docente por catedra externa del Departamento de Humanidades de la Facultad de Artes y creador de un programa de pintura fuera de lo común, en la misma universidad, hasta que le dijeron que este curso había que cederlo a un docente de planta. Ninguno de los dos programas que fueron un éxito persiste por estos tiempos, se desvanecieron en otras manos, no conservaron ni la temática ni su finalidad.
En el campo artístico ha realizado 12 exposiciones individuales y más de 80 exposiciones colectivas por todo el Departamento de Nariño; algunas con el respaldo de entidades culturales del gobierno o instituciones privadas y muchas otras con recursos propios o como invitado. Parte de sus cuadros son exhibidos por coleccionistas, aficionados o amantes del arte en Colombia en: Pupiales, Ipiales, Pasto, Mocoa, Popayán, Armenia,  Manizales, Medellín y Bogotá.
Ha recibido numerosos reconocimientos por entidades de cultura o afines, tanto públicas como privadas y conserva cada detalle o publicación que le han hecho en un albúm, así como guarda sus juguetes preferidos de la infancia en un baúl. A lo largo de su trayectoria profesional, le han hecho un sin número de entrevistas y varias revistas y periódicos han escrito sobre él, en la sección de cultura. Muchos lo conocen, pero pocos son los que comprenden, todo lo que este artista ha llevado a cabo a nivel profesional, todas las luchas que ha dado y todas las batallas que ha perdido, para poder seguir pintando…

En la actualidad continúa trabajando en la intimidad de su taller; donde ha sido capaz de crear en los mejores y en los peores momentos de su vida. Cabe mencionar, que el arte no es algo de interés colectivo, esto hace que el camino para los artistas sea muy complejo por no decir que es un arar en el desierto, al punto que muchos  deciden abandonar su genialidad o su capacidad creativa para dedicarse a otros oficios, que tal vez les permite vivir de manera holgada, pero sin crear. El Maestro Giovanni en cambio ha persistido con la tenacidad y silencios propios de un sabio. Se ha mentenido en el arte por el arte, a pesar del sunami de dificultades latentes siempre en su horizonte. Porque en un país como el nuestro del arte no se vive: ¡Se sobrevive!
El proceso creativo del maestro ha evolucionado incursionando en muchos estilos y técnicas; iniciando desde lo abstracto, pasando por el realismo para ubicarse en el expresionismo. Al observar toda su obra puedo deducir que al final ha logrado definir un estilo artístico propio, que en mi concepto se enmarca en tres líneas: Una con influencia de Picazo y Miró (Rostros y conceptos); otra con influencia de Van Gogh y Monet (Objetos, barrios, paisajes y mares), y una última con trazos semejantes a Klim (el beso y los amantes). Toda su obra exhibe pinceladas que lo definen y que pueden ser reconocidas de lejos y de cerca: ¡Ese es un Caicedo Carvajal! o Un H.Gio como firma él. A estas alturas de su carrera es razonable pensar que, junto a otros colegas, el maestro Caicedo Carvajal se ha convertido en un referente del arte en Nariño.
A mi manera de ver las cosas, este artista, al igual que muchos otros del Sur, que han entregado su vida y arriesgado su seguridad social y su estabilidad económica por mantener vivo su talento, deberían ser declarados: Patrimonio humano, artístico y cultural del Departamento de Nariño, y deberían tener un subsidio vitalicio por parte de la Gobernación.
¡Aplausos por tener el honor de que su tierra natal y de infancia sea Pupiales, aunque viva en Pasto desde hace 46 años!

 

Comentarios

Comentarios