Asegurados policías activos de Nariño que supuestamente exigían dinero a una comerciante

A petición de una fiscalía especializada de Pasto (Nariño), el Juzgado Tercero Penal con funciones de control de garantías de esa ciudad profirió medida de aseguramiento privativa de la libertad en contra de tres uniformados de la Policía Nacional, señalados como posibles autores —según su responsabilidad— de los delitos de concusión y cohecho por dar u ofrecer.

Se trata de John Daniel Muñoz Urbano y William Armando Recalde Santacruz, patrulleros adscritos a la Sijín del Comando de Policía de Nariño (Denar) y de la Policía Metropolitana de Pasto (Mepas), a quienes se les endilgaron ambos delitos en concurso. Entratanto, a Yefferson Andrés Guerrero Narváez, de la Policía de Vigilancia, se le imputó solo la conducta de cohecho.

Los hechos ocurrieron el 26 de febrero de 2019 en una bodega del sector conocido como La Arenera, corregimiento de Pejendino Reyes del municipio de Pasto, donde los citados patrulleros supuestamente le exigieron a la propietaria de una mercancía —al parecer de contrabando— la suma de 36 millones de pesos para evitar la incautación de los cigarrillos y la captura en flagrancia de las personas que se encontraban en el lugar.

Por una llamada al CAI del barrio Popular en la que informaban de los hechos que se estaban presentando en la bodega, dos patrulleros de la Policía de Vigilancia fueron enviados con el objetivo de verificar si efectivamente las dos personas en el sitio eran miembros de la Policía Nacional que estaban realizando la exigencia monetaria. Al comprobar la identidad de los policías de la Sijín, estos aparentemente les ofrecieron dinero para que guardaran silencio sobre los hechos; por eso, según la investigación, en horas de la tarde habrían recibido la suma de $3.200.000, repartiéndoselos en partes iguales.

En desarrollo del proceso, la Fiscalía recaudó material probatorio, entre este un documento anónimo y un CD allegado al Comando de la Policía Nacional del departamento de Nariño, que junto a interrogatorios, interceptaciones telefónicas, reconocimientos fotográficos y de video, permitieron inferir la participación de los uniformados en los hechos.

Dos de las capturas se efectuaron en la ciudad de Pasto (Nariño), y la otra en el municipio de Timbío (Cauca), por personal de la misma Policía Nacional.

En los procedimientos se les incautó a los afectados dos teléfonos celulares.

Durante la audiencia de formulación de cargos, los procesados no aceptaron su responsabilidad y fueron enviados a la cárcel de la capital nariñense para cumplir la medida impuesta.

Comentarios

Comentarios