Buga la “Ciudad Señora”, ¿tendrá alcaldesa señora?

Gustavo Petro alborotó el cotarro político en Buga, la “Ciudad Señora”. Casi que puso patas arriba todo el entramado pre-electoral que hasta ahora se venía construyendo con variopintos aspirantes. La conmoción se produjo por cuenta del anuncio de su candidata al primer cargo, una señora y no precisamente cualquiera. Nada menos que la señora madre de la reconocida periodista bugueña, Claudia Gurisatti, la matrona Tulia Barreto.

Que la madre vaya en contra de los principios o deseos políticos de la hija no es nada ilegal, al contrario puede ser un gesto de generosidad democrática. Lo que si no puede ser legítimo es aprovecharse del buen nombre o de la fama de una celebridad, para en su nombre sacar ventaja electoral con su propia madre. Si doña Tulia fuera la mamá de José Pérez (un ciudadano cualquiera), Petro jamás se fijaría en ella, así de simple y de “oportunista” podría ser esa decisión.

Pero la jugada en medio del tufillo oportunista es estratégica. Ya la señora Barreto aceptó la nominación y su jefe político se la llevó a Bogotá para sellar el compromiso. Los grandes medios buscan por todos los medios a la mamá de Claudia Gurisatti, la mayoría no tienen ni idea de su nombre, pero es la madre de una celebridad políticamente en otra orilla, muy distante y ello provoca emociones enfermizas que tanta gente busca en medio de su abulia cotidiana.

La paradoja es increíble, Claudia Gurisatti la antítesis de Petro, terminaría poniéndole a su campaña miles de votos en las próximas elecciones en la Ciudad Señora. Ella misma se lo dijo en un mensaje en Twitter, “Yo le doy valor a su candidata”. Es un fenómeno en su forma muy similar al del exconcejal de Bogotá Lucho, quien gracias a su novela en Caracol saldrá seguramente nuevamente elegido. Los grandes medios hacen la mejor campaña publicitaria a estos personajes y doña Tulia Barreto es una de las favorecidas gracias a su hija.

¿Ahora cuáles serían sus posibilidades reales? En teoría altas dado que en las últimas elecciones Petro en Buga le ganó a Duque. Pero eso no es tan simple ni de una lógica matemática. Hoy el gran barón electoral es el senador John Harold Suárez (el único parlamentario de la ciudad en muchos años). En la mayoría de sus intervenciones se le escucha una férrea defensa de los derechos políticos de las mujeres y que es el tiempo de las damas gobernantes. Ello hace fácil deducir que apoyará a una candidata mujer y al parecer profesional joven.

Así las cosas la señora madre de Claudia Gurisatti tendrá el apoyo de la mayoría de sectores que no estarían a favor del senador, que no votaron por Duque. Ese es el espectro donde deberá dar su batalla para buscar votos. Ello consolidaría y le daría fuerza a la otra candidatura femenina, haciendo un profundo boquete a quienes querían enfrentar a Suárez, ya que los electores en Buga son limitados. Incluso podría desajustar poderosamente la aspiración de un exalcalde, que al parecer iría con la bendición de la gobernadora del Valle.

Pero dada la gran cercanía que por razones técnicas tienen ahora el senador y la gobernadora, con esta jugada maestra de Petro, nada de raro tiene que terminen aliados. A Dilian le quedaría difícil luchar contra el poderoso sector del parlamentario bugueño con la desventaja que significa el gran zarpazo de votos de doña Tulia, gracias al “free press”, a su hija Claudia y al plus Petro.

Así como están las cosas la próxima contienda electoral en Buga, con el respeto y derecho que tienen todos los demás aspirantes, tendrá un tinte especial de emoción, ya que en últimas se podría dar entre dos damas, algo inédito. Y también pintoresco por el cuadro de la lid entre una abuela y su joven rival. Es decir que ahora si la “Ciudad Señora” hará honor a su nombre, por fin podría tener una alcaldesa señora.

Comentarios

Comentarios