Camilo le dio sopa y seco a Duque

Según fuentes de alta fidelidad -como lo decía el veterano periodista, don Arturito Abella-, el presidente Duque se pasó toda la noche en vela y comiéndose las uñas, ante tremenda enjabonada que le propinó el gobernador de Nariño, Camilo Romero. Mientras Camilo hacía su discurso, se ve a Duque nervioso con la mirada perdida, fingiendo que escribe, mueve la cabeza de un lado para otro como buscando donde esconderse de la vergüenza. Esto ocurrió en el Taller Construyendo País, realizado en Pasto el 18 de mayo de 2019.

Estoy seguro, que las palabras que le dijo Camilo a Duque, le retumbarán a este por largo tiempo. Me imagino a Duque consultando a su mentor: “¿Y ahora qué hacemos, eterno presidente, un pastuso me humilló?”.  Ya era hora de que alguien le pusiera el ‘tate quieto’ al dictadorzuelo Duque. Tanta manipulación que ha venido ejerciendo en el legislativo con mermelada, a fin de hacer trizas el estatuto de la JEP,  y con chantajes de retirarle las visa americana a los magistrados que no se muestren complacientes a su régimen.

Camilo, con una claridad meridiana y con una capacidad discursiva impecable, le manifestó estar de acuerdo con acabar el narcotráfico en Nariño, enfatizando en que no comparte el modo con el empleo del glifosato, para ello citó algunas cifras que las consultó en su tablet. Dijo que en la década del 2005 al 2014, ya fumigaron al departamento de Nariño con 3.700.000 litros de glifosato.

Agregó que al inicio de ese periodo había 13.875 hectáreas con cultivos ilícitos; y al final las hectáreas cultivadas eran de 17.285.000, lo que evidentemente muestra un incremento de cultivos con la ineficacia del glifosato, pero con graves daños para el ambiente y la salud humana. “¿Y cuál es la propuesta para 45 mil hectáreas? Otra vez, 3.800.000 litros de glifosato”, puntualizó.

Citó una metida de pata de la vicepresidenta, que había dicho que “500 vasos de agua diarios pueden hacer daño a la salud”, cómo no pueden hacer daño a la salud 3.800.000 litros de glifosato. Con eso hizo palidecer al presidente Duque que no ocultaba su malestar por las palabras certeras del joven Camilo.

Dentro de su diestro discurso, mencionó el Plan de Desarrollo de Nariño, con el cual había propuesto cinco puntos para ser aprobados por la ciudadanía, pero resultaron siendo seis por iniciativa ciudadana de oponerse a la megaminería y su oposición rotunda a la aplicación del fracking en Colombia. En consecuencia, propuso que debe haber un porcentaje de las regalías en inversión directa en materia ambiental; y no una compensación marginal, sino un tema de acción integral.

En cuanto al asesinato de líderes sociales, dijo que Nariño está ocupando un vergonzoso tercer lugar, después de Cauca y Antioquia. Según un informe de Medicina Legal, que estudia desde el 1 de enero de 2018 al 30 de abril de 2019, en 450 días han sido asesinados 317 líderes sociales, lo que –según las cifras- significa un líder asesinado por cada día y medio. Enfatizó en que Tumaco es la región más golpeada de Nariño.

Aquí  encuentra  el vídeo. 

Con esta intervención, el gobernador de Nariño, Camilo Romero Galeano, quedó catapultado para una eventual candidatura presidencial para el 2022. La s redes sociales se inundaron con réplicas de videos de Camilo; algunos youtubers prefirieron hacer análisis a su manera o agregarle algún comentario. Y las opiniones de los usuarios de redes sociales daban cuenta de que el discurso fue certero. No sería lo mismo que lo haga un gobernador de Antioquia; lo hizo el gobernador de Nariño, una región históricamente segregada, marginada y postrada al olvido.

En hora buena, Camilo deja una imagen fresca de su mandato, y lo que pudo haber sido negligente, se repone con esta gran actuación. Y para coincidencia, en ese momento se llevaba a cabo el partido de semifinales entre Deportivo Pasto y Millonarios en la ciudad de Ipiales, por eso Camilo tenía puesta, no sólo la camiseta del compromiso con Nariño, sino la del Deportivo Pasto; cuando de pronto se enteró que nuestro equipo anotó el primer gol del partido, para júbilo y ponerle más ahínco a su discurso.

Pues, queda un fresquito frente a la actitud beligerante que tiene el gobierno de Duque en contra de la gran mayoría de colombianos, a quienes nos ha perjudicado con el incremento de los impuestos, la introducción del fracking a través de la aprobación del Plan Nacional de Desarrollo y, también por la misma vía, el desmedro de las pensiones al desconocer los factores salariales a la hora de liquidarlas.

La intentona perversa de acabar con la JEP, con el único propósito de proteger al expresidente Uribe, a quien, según el ex fiscal Montealegre le abrirá proceso de investigación para ser judicializado a través de la Corte Penal Internacional de La Haya.

Viendo en detalle el discurso de Camilo, pienso que no habría tenido el mismo efecto sino es por la calidad del contendor. Duque es una persona astuta que ha logrado radicalizar al pueblo colombiano; a él por su mentor le interesa la guerra. Así lo dijo el diario norteamericano The New York Times, que Duque estaría reviviendo la práctica de las ejecuciones extrajudiciales (los mal llamadas falsos positivos).

Camilo, sepa usted que su discurso nos viene como un vasito de agua fresca en medio del árido desierto: Nariño estaba ávido de una voz cantante que se haga entender y que cohesione voluntades, y vea que lo logró. Lo suyo y la actuación certera y espectacular del Deportivo Pasto, con el talento del maestro Alexis García, vienen a darnos un aliciente de que sí podemos. ¡Enhorabuena!

Les invito a leer este tema relacionado con el gobernador de Nariño: http://pagina10.com/web/camilo-habla-claro-por-narino/

fundacionecosofia@gmail.com

Comentarios

Comentarios