Compositor de Noches de Bocagrande, Faustino Arias Reinel, es “El personaje 10 del día”

El desaparecido maestro Faustino Arias Reinel fue compositor de temas que todavía suenan y cuyas melodías lo inmortalizaron. El poeta nació en Santa María de las Barbacoas un 13 de abril de 1910. Se graduó de bachiller en el Colegio María Auxiliadora de Quito (Ecuador) y finalizó la carrera de Administración Pública en Panamá.

Fue un intelectual, elegante y discreto, enamorado de los bellos paisajes costeros y de la mujer, musa de sus composiciones. Se casa con Lola González Hincapié, una verdadera dama oriunda de Finlandia (Quindío). Ella con nostalgia recuerda a Faustino como ese hombre enamorado de la vida y señala que disfruta con orgullo las “delicias” musicales dejadas como herencia por su marido, como muestra de arte, amor e inspiración. De este matrimonio nacieron siete hijos: Isabel, Faustino Jr., Oscar, Eduardo, Fernando, Roberto y Lilú. Faustino compuso la canción que más llegó al alma de los tumaqueños: “Noches de Bocagrande”, un tema que sirvió -señalan los abuelos-, “para enamorar y expresar un sentimiento de pasión y entrega total”.

Los mayores recuerdan que el tema “Noches de Bocagrande”, que traspasó las fronteras de la patria en 1962, fue interpretado por varios músicos y grabado por el Trío Martino de la ciudad de Pasto en 1964. La letra y música del bolero las compone Faustino una noche en homenaje a las bellas playas de la Isla de Bocagrande, que visitaba con frecuencia en compañía de su esposa e hijos. El maestro quería intensamente el mar, amaba la luna, la playa, las olas, el viento, el manglar y su nativo sol. “Amaba amar”, titubea la señora Lola, quien agrega que era un “archi-romántico” que daba la vida y hasta más por un verso, una nota o un beso.

Esta canción ha traído confusión, en especial a los costeños del sector del departamento de Bolívar (Atlántico) que la toman como suya ya que la descripción de la letra del tema musical tiene parecido con el paisaje de la ciudad patrimonio de la humanidad como lo es Cartagena y en la cual también existe un poblado denominado Bocagrande. Definitivamente a Faustino nunca se olvidará, o al menos sus canciones vivirán por siempre en el recuerdo, se escucharán con orgullo en izadas de bandera y actos culturales o se añorará tararearlas. Este músico, poeta y loco vivirá eternamente en los corazones de los tumaqueños, nariñenses y colombianos por la grandeza de las obras que dejó y que han sido traducidas a más de treinta idiomas, siendo merecedoras de innumerables galardones.

Fuente: Ipitimes

Los personajes 10 del día son ciudadanas y ciudadanos que trabajan por un mejor Nariño, desde diferentes sectores de la sociedad. Con esto se quiere reconocer su esfuerzo, compromiso, dedicación y sentido de pertenencia con la región.

Comentarios

Comentarios