Desplazamiento y pobreza, huellas del extractivismo

“El avance de la industria extractiva ha estado acompañado tanto por múltiples formas de violencia como por el deterioro y la eventual destrucción de los hábitats de las comunidades, como una de las iniciativas aplicadas para forzar su destierro y asegurar el control de las tierras abandonadas, con propósitos especulativos más que productivos”.

Así lo advirtió el profesor Darío Fajardo, un importante analista del sector agrario en Colombia, durante la presentación del libro Geopolítica del despojo, el cual reúne años de ejercicio investigativo en el que se analizaron 12 espacios y regiones –que abarcan cerca de 500 municipios– caracterizados por una elevada incidencia de los desplazamientos forzados y la prevalencia de condiciones de pobreza drásticas a causa de la actividad extractivista.

El libro se presentó en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo), como una de las novedades del Centro Editorial de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

Para el investigador, el Estado ha puesto los recursos energéticos de la nación y los territorios que los albergan a disposición de un reducido número de multinacionales, lo cual ha contribuido a la predominancia de este sector.

Destacó además el sentido de la caracterización que propone el estudio al referirse al “desplazamiento como estrategia de acumulación”, en el que la regionalización de la actividad minero-energética documenta y analiza su correlación con los procesos de desplazamiento forzado.

Al respecto, considera que la identificación y espacialización de la información sobre desplazamiento coincide con las áreas importantes geoestratégicamente, ya sea para el control del territorio o para la extracción de recursos naturales y la acumulación de tierras rurales productivas.

Las autoras del libro son la profesora Nubia Yaneth Ruiz, del Departamento de Sociología de la U.N.; Mercedes Castillo, docente con investigación activa del programa de Administración Ambiental y de los Recursos Naturales de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y la Universidad Santo Tomás, y Karen Forero, investigadora para la Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la U.N.

Las investigadoras centraron su trabajo en las regiones de La Guajira, el sur de Bolívar y Tolima, para profundizar en el estudio de sus condiciones físicas y ambientales; la historia de su configuración social y política; el desarrollo de sus procesos productivos, con énfasis en la minería; y las dinámicas de los desplazamientos forzados.

La investigación muestra cómo, desde hace más de 30 años, las políticas económicas y sociales han estado direccionadas a facilitar el proceso de vaciamiento de los campos, con la guerra como una estrategia eficiente que cumple el propósito de generar nuevos espacios para el capital trasnacional.

Para el profesor Fajardo, entre las importantes conclusiones a las que llega el estudio se puede señalar que los procedimientos seguidos en Colombia para generar la imposición del extractivismo no difieren en lo esencial de los aplicados en otros países sujetos a este proceso.

Agua y disputas territoriales 

En el evento se presentó el título Agua y disputas territoriales en Chile y Colombia, también del Centro Editorial de la Facultad de Ciencias Humanas de la U.N., editado por los profesores Astrid Ulloa, del Departamento de Geografía de la Institución y directora del grupo de investigación Cultura y Ambiente, y Hugo Romero Toledo, de la Universidad Austral de Chile.

Esta publicación reúne el trabajo de investigadoras como Marcela Peñuela, Patricia Sánchez, Catalina Caro y María Isabel Valderrama, quienes presentan en 14 capítulos ejemplos de casos emblemáticos de las resistencias sociales en Chile y Colombia a los fenómenos de despojo del agua y control territorial. Tales casos confirman la gravedad de los retos que enfrentan las comunidades ubicadas en los territorios de frontera por el avance extractivista de los dos países respecto al tema del agua.

La presentación del libro estuvo a cargo de la profesora María Cecilia Roa, de la Universidad de los Andes, quien manifestó que los casos consignados en este libro, en conjunto y en perspectiva histórica con lo planteado por las autoras de Geopolítica del despojo, muestran que hoy no es tan fácil iniciar megaproyectos mineros porque existen movimientos de resistencia muy fuertes.

“Ejemplo de esto es el caso que se describe sobre Piedras y Cajamarca, municipios que detuvieron un megaproyecto minero de la empresa Anglo Gold Ashanti”, comenta la docente.

Para el profesor Rubén Darío Flores, director del Centro Editorial de la Facultad de Ciencias Humanas, ambas publicaciones son un ejemplo del saber producido en la U.N., como una fuerza cultural y de transformación.

“Creo que lo que hacen las autoras en esta interpretación tan valiosa del libro, y que también es la perspectiva propuesta por la U.N., es que es necesario crear, divulgar, distribuir, impulsar y hacer una fuerza social de cambio de las narrativas sobre explotación”, manifestó el docente al cierre del evento.

(Por: fin/ALP/MLA/LOF)

Comentarios

Comentarios