Devolverle el IVA a los estratos bajos, una propuesta inviable

La iniciativa del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, de gravar todos los productos de la canasta familiar y devolverles este impuesto a los estratos más pobres no es realista, golpearía a la clase media y podría reducir el consumo de la población con menores ingresos.

Así lo asegura Víctor Mauricio Castañeda, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien explica que propuestas similares a la presentada por el ministro Carrasquilla durante la Convención Bancaria número 53 ya se habían visto en el país en 2006, sin alcanzar mayor acogida por el Congreso.

Para el docente, es muy inconveniente la devolución del IVA a los estratos más bajos por medio de programas sociales, pues estos ya tienen antecedentes de la dificultad que le ha representado al Departamento Nacional de Planeación identificar con precisión a la población vulnerable que debería beneficiarse con estas ayudas y depurar a los “colados”.

En ese mismo sentido se pronunció el profesor Orlando Villabona, también de la FCE de la U.N., quien calificó la propuesta gubernamental de “poco realista”, debido a que las personas de bajos ingresos también deberán pagar inicialmente el IVA en los bienes y servicios que más consumen, sin la certeza de cuándo y cómo les serán devueltos.

Se trata de un impuesto que muchas de estas personas no van a tener con qué para pagarlo, por lo que necesariamente reducirán su consumo, mientras que los ciudadanos con altos ingresos no verán un impacto significativo con la propuesta del Ministerio de Hacienda.

“Si se considera a una familia que vive con un salario mínimo, con el que presumiblemente gastan 200.000 pesos en mercado, con un IVA del 19 % terminarían pagando 40.000 pesos más. Para una población que vive con un mínimo ese monto representa bastante dinero, e independientemente de que logren devolvérselo en un futuro, el problema es que si no pueden contar con ese dinero hoy, no tienen cómo sobrevivir”, indicó el profesor Castañeda, quien compartió el planteamiento del profesor Villabona.

Clase media, la más golpeada

“No va a ser un asunto que favorezca a las personas de menores recursos, porque no se les garantiza la devolución y los que van a resultar más golpeados son las familias de la clase media, que no van a tener ninguna de devolución del IVA y sí se les va a incrementar mucho el costo de vida”, sostiene el docente Villabona.

Este panorama puede llegar a desencadenar una recesión, como ocurrió el año pasado con el aumento del IVA al 19 %, al reducirse la capacidad de consumo de los colombianos, lo que tuvo un efecto directo sobre el comercio nacional.

El profesor Castañeda considera que con estos pequeños anticipos de lo que puede incluir la inminente reforma tributaria y el programa de reactivación económica del gobierno Duque –que según las declaraciones del ministro Carrasquilla deben comprender tanto el impuesto de renta como el IVA–, el interés continúa siendo favorecer a las empresas reduciéndoles las tarifas, algo que se tiene que compensar por medio de otros impuestos regresivos.

“Es una reforma evidentemente regresiva, que si bien no va a pasar en el lado del IVA, precisamente por los problemas señalados antes, quizá sí va a suponer una mayor carga para las personas naturales. De hecho se está pensando en que cada vez sean más quienes deban declarar renta y después pagar”, asegura el profesor.

(Por: fin/ALP/MLA/LOF)

Comentarios

Comentarios