Don Fernando López quién se enfrenta a una lucha diaria en su bicicleta es El Personaje 10

Don Fernando López es un héroe anónimo. Con su serenidad y su temple para afrontar las adversidades se convierte en un ejemplo para toda la ciudadanía pastusa. Recorre la ciudad con el ansia de sentir la vida de un modo diferente; quizás su percepción se inclina por hacer de su senda una metáfora. Y se reafirma que su corazón late al ritmo de una pieza de Mozart.

Ama profundamente la bicicleta, como el arbolito que sembró y lo vio crecer. No tiene prisa, lleva una vida relajada, a pesar de una pena que lleva en su alma. Nació para una generación de caballeros andantes, no necesita adarga ni escudo. Su mayor lucha son las subidas y bajadas que a veces nos depara la vida. Su familia lo espera para compartir los frutos de su lucha diaria.

Es silencioso, no es de pregón, sólo la exhibición de unos provocativos chicharrones y unas papitas llaman a probarlos. Es un amante de lo apacible y del canto de los pájaros. Este hombre con su sonrisa y hablar bajo deja entrever que está inundado de bondad. Con el lento giro de dos pequeñas ruedas de su monark transpira infinito. No es importante, es un hombre útil. Porque los héroes que los pasamos desapercibidos también son nuestros personajes.

Comentarios

Comentarios