Dos municipios de Nariño adoptaron los cuestionados “Bonos Carrasquilla”

Ipiales y Túquerres son los dos municipios de Nariño que adquirieron los cuestionados “bonos aguas” o “bonos Carrasquilla”. Los cuales fueron adquiridos cuando el actual Representante a la Cámara por Nariño, Gustavo Estupiñan Calvache, era alcalde de Ipiales (2008-2011), y Gloria Amparo Bolaños Basante lo era por el municipio de Túquerres.

Estos hacen parte de los 117 municipios de Colombia  que  se endeudaron con estos bonos, y que posteriormente tuvieron que ser rescatados por el Gobierno Nacional y Findeter, en el año 2014.

De acuerdo a un informe del Ministerio de Vivienda, el municipio de Ipiales adquirió una deuda de 7.058.528.266 millones de pesos (comprometió el 45% del SGP) con estos bonos. Por su parte, Túquerres se endeudó en 2.178.990.407 millones (comprometió el 25% del SGP).

Cabe destacar que estas deudas se fijaron para un plazo de  19 años, a una tasa de interés que según el senador Enrique Robledo, a los prestamistas les pagaron “la atractiva tasa de UVR+8 %, en tanto a los municipios les cobraron la muy alta de UVR+11 %, porque Carrasquilla y sus socios se quedaron con el 3 %, unos $14.000 millones anuales durante cinco años”. Esto habría generado que “los municipios pagaran intereses más altos que los ofrecidos comercialmente”.

Ahora, cabe destacar que dado que estos recursos eran desembolsados a través de una fiduciaria.  No era necesario la estructuración de ningún proyecto, y prácticamente no había una evaluación y seguimiento. Lo cual generó  la oportunidad para una eventual pérdida de estos recursos.

Según el mencionado informe, solo 29 municipios de Colombia lograron unos beneficios reales en cuanto a suministro de agua potable y saneamiento. Por lo tanto, municipios como Ipiales, en años posteriores tendrían que enfrentarse a una crisis del líquido vital que periódicamente generaba racionamientos.

Comentarios

Comentarios