publicidad

Economía colombiana empeora en 2017

Con una perspectiva de crecimiento del 2 % del producto interno bruto, una caída en las ventas de alrededor del 3 %, y un panorama desfavorable frente a las exportaciones, versados en el tema advierten que la situación económica se está deteriorando.

Los profesores Salomón Kalmanovitz Krauter, ex codirector del Banco de la República, y Ricardo Bonilla, ex secretario de Hacienda de Bogotá, se muestran escépticos frente al futuro económico del país este año.

Según el profesor Kalmanovitz, se está viendo una reacción frente a la caída del comercio, se ha generado un debate sobre el proceso de desindustrialización del país y los sectores agropecuarios no crecen fortalecidos.

Para el experto, el Banco de la República no alcanzará este año la meta propuesta. “Si alcanzamos a crecer 0,5 o 1 % será positivo”, señaló. El panorama es desolador: la industria se contrajo en el último mes, o sea que la demanda está desacelerándose; es un proceso que va cuesta abajo y las perspectivas en exportaciones, por ejemplo, son desfavorables.

Igualmente afirmó que el petróleo recuperó algo del precio que había perdido mejorando los ingresos externos del país, pero si los demás sectores no exportan nada, se siguen contrayendo las exportaciones manufactureras y las agroindustriales.

“El peso se empezó a revaluar (efecto Trump) y esa revaluación es contractiva para la economía nacional. La situación económica se está deteriorando y a esto se suma el desempleo”, puntualizó el profesor Kalmanovitz.

Por su parte, el profesor Bonilla explicó que el país está viviendo no solo una desaceleración, sino que “hay un choque de demanda que contribuye a bajar la inflación. La reducción de la inflación no es un mérito de la política económica, es un resultado económico de la desaceleración que se está observando. Es por defecto y no por mérito propio. Hay una contracción en la economía”.

En ese sentido, agregó que hay una reducción general de los bienes y servicios en un mercado, sin que aún haya una recesión.

El profesor Bonilla, quien formó parte de la comisión del Gobierno para el estudio de la reforma tributaria, observa que la contracción de la demanda está implicando una caída sustancial de los precios en un año en el que no existen los factores que el año pasado habrían impulsado la inflación, como el paro camionero, el fenómeno del Niño y la devaluación del dólar.

(Por: fin/evm/MLA/LOF)

182 Vistas

Prefix - have 182 view - Postfix

Comentarios

Comentarios

También podría gustarte Más del autor