Economía para el buen vivir.

Soy economista, No clásico. Estudie que la economía es una ciencia social que estudia cómo los individuos o las sociedades usan o manejan los escasos recursos para satisfacer sus necesidades. Con el paso del tiempo estudié que la econometría hace cálculos estadísticos y matemáticos para evaluar el comportamiento de variables complejas como el producto interno bruto y su relación con la curva del consumo, la curva de oferta, la inflación, teoría de los precios, la devaluación de la moneda, el comportamiento de las tasas de interés.

Así así se definía cómo puede comportarse un modelo económico. Todo basado en la maximización de ganancias de las empresas, la mayor productividad / competitividad de los factores productivos, el óptimo consumo de las familias / individuos y la estabilidad de la política económica estatal.

Luego de un tiempo exploré el manual de la economía centralizada y planificada, donde los factores productivos eran estatales / sociales, partiendo de una crítica al capital y su maximización de la ganancia personalizada, en éste nuevo sistema los excedentes de las empresas, familias e individuos podrían ser de uso colectivo, dirigidos a fines de inversión pública y social para eliminar las desigualdades y cambiar la competitividad por la solidaridad.

También repasé la economía descalza chilena, donde Manfred Max-Neef, economista hereje que trabajó en la petrolera Shell y luego que trabajó con comunidades, nos sigue recordando al mundo que «la economía está para servir a las personas y no las personas para servir a la economía», nos dijo que había que trabajar por una economía a escala humana, de la diversidad, la interdependencia y la solidaridad.

Últimamente me encontré con el economicidio investigado por el caucano Olver Quijano, concepto que concreta la imposición a ultranza de una visión y práctica económico/productiva, sacrificando otras formas de organización económica, desperdiciando y destrozando la experiencia económico/cognitiva y socio/cultural.

También hoy los investigadores de las ciencias económicas, nos expresan que estamos ante un nuevo sistema mundo, donde los modelos económicos están mutando debido a sus repetidas crisis, en especial la de 2008 que está marcando un punto de quiebre en la geopolítica mundial: Ascenso de Trump pero descenso de Estado Unidos, desintegración de comunidad europea con el Brexit, crisis económica y de empleo en Europa, nuevo polo Rusia-China-India.

Lo anterior sumado a la extrema concentración de la riqueza, el ciberespacio como quinto elemento de la existencia (tierra, agua, fuego, aire), la transición de las guerras físicas a las guerras cuánticas del ciberespacio y la mutación del capitalismo neoliberal al capitalismo de la economía colaborativa basado en las plataformas digitales del compartir pero maximizando la propiedad.

Estas preocupaciones de la gran crisis civilizatoria, ha llevado a expresar que la economía debe ser más humana, a retornar al cuidado y protección de los recursos naturales finitos del planeta, a tener en cuenta el vivir bien o práctica del Buen Vivir, a buscar formas alternativas al desarrollo basado en el capital, a expresar mayor distribución y equidad de las riquezas (según Oxfam hoy solo 8 hombres tienen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial, 3.600 millones de personas).

Comentarios

Comentarios