publicidad

Efraín Sarasty Apraez: un maestro de muchos kilates

Por: Pablo Emilio Obando Acosta

“El lenguaje figurado es un pedacito de locura en un espacio de razón”

efsaharasty

 

En la actualidad el maestro Efraín Sarasty Apráez labora en la Institución Educativa San José de Albán, en su ya larga trayectoria docente de más de veinticinco años ha ejercido como directivo docente,  tutor, tallerista,  conferencista y asesor pedagógico.  Su formación académica la inicia en la Universidad de Nariño obteniendo el título de Licenciado en Filosofía y Letras, posteriormente realiza estudios que le permiten alcanzar una acreditación como Magister en Educación.

Desde siempre  se ha caracterizado por su cercanía con los libros y la cultura en general, no en vano es autor de varios libros, producto de su investigación, dedicación y consagración. Pero igualmente ha publicado con la participación de los estudiantes que forma en sus diferentes talleres de lectura y escritura.  Podemos destacar títulos como: “Poesía Precoz”, texto escrito con la participación de los estudiantes de décimo Grado; “Cuentos de la Molienda”; “Mujer, azul de labios”.  Libros de amplia consulta en los diferentes centros educativos del departamento de Nariño e inspiración para muchos maestros que miran en ellos la posibilidad de alcanzar el sueño colectivo de escribir y publicar desde las aulas escolares.

Para el magister Efraín Sarasty Apráez el punto de partida de sus iniciativas literarias, culturales y editoriales siempre está en el sentimiento y en el corazón de cada uno de sus muchachos o pupilos, pues como el mismo lo expresa fue uno de los poemas escritos por una adolescente de décimo grado que lo llevó a ir más allá de las expresiones meramente pedagógicas. Fue, dice, un poema que le arrancó el alma y le obligó a recorrer caminos hasta ahora impensados y lejanos. Esta adolescente, Melisa Estrada, le abrió las puertas al mundo mágico y misterioso de los libros y las palabras:

Los otros…

No nos dejan

Hablar lo que pensamos

Vivir como sentimos

Y expresar lo profundo

Del corazón

Nos envuelven

Para confundirnos

Nos acercan cada vez más

A su infierno

Y es allí donde se quema el alma

Gracias a estas palabras salidas de una voz fresca y serena, entendió que la juventud se quema en un infierno existencial ante la imposibilidad de poder expresarse con libertad y franqueza.  La pedagogía se transformó en una catarsis liberadora y la literatura y la escritura en la mejor de las posibilidades o alternativas para dejar volar el alma entre mundos oníricos  llenos de esperanza y   libertad. Y cargado de sus libros, sus sueños, sus anhelos y deseos el maestro Efraín abre con su sola presencia ese mundo en el que  los adolescentes encuentran la alternativa de un mundo y un universo donde todo es posible mediante la intervención de la letra y las palabras.

En su trasegar pedagógico y cultural ha tenido la oportunidad de recorrer diferentes escenarios, desde la costa pacífica hasta la sierra y las frías tierras en las cuales ha cumplido cabalmente su misión de educador y formador de juventudes.  En ese caminar se ha encontrado con manos amigas, con directivos docentes y maestros que han entendido su propósito en la vida y le han rodeado expresándole su gratitud y admiración, gracias a ello ha sido posible la publicación de más de seis textos y cartillas; pero también ha tenido el infortunio de tropezar con personajes que lejanos a la cultura y la creatividad le han negado la simple posibilidad de generar espacios literarios.  Muchos de sus libros y producciones permanecen inéditos pues no han encontrado la mano amiga que les permita su publicación.

En el año 2014 escribe un cuento, siendo tutor del programa M.E.N “Todos a Aprender”, en el cual se puede apreciar la belleza del manglar en el piedemonte costero nariñense y el abandono del pueblo afrodescendiente en el marco de la infraestructura educativa.  Gracias a esta sensibilidad se pudo desarrollar una serie de talleres y foros sobre el problema de la educación en la costa pacífica colombiana que generaron compromisos administrativos y el mejoramiento de muchos ambientes escolares.

Efraín Sarasty Apráez expresa sin tapujo alguno que “es triste pensar que muchas obras quedaron o quedarán en el escritorio de alcaldías permeadas de ignorancia frente a la sabiduría de un libro hecho en contexto y nacido en la propia institución educativa en donde fragua la contraposición de algunos docentes y el acomodo de ellos frente a los procesos de lectoescritura, no obstante es digno destacar el acompañamiento de muchos docentes y directivos que creen en la causa del servicio a la humanidad y ello hace y permite que los anhelos de publicar pervivan en mi mente y en mi corazón”. Son muchos realmente los textos no publicados, pero que de alguna manera son también testimonio de existencia y vida.

En la Institución Educativa Juan Ignacio Ortiz, en San José de Albán, desarrolla en el momento un proyecto de lectoescritura denominado “Albán – Creativo”, que tiene como objetivo “generar procesos de escritura que consoliden en la edición de un libro representativo de la cultura y el sentir del pueblo albanita”.  Este proyecto, según palabras de este maestro, “Se filtra como agua bendita en el Juanambú y moja cual rocío a la flor hecha en Albán, son letras escarchadas, es la proximidad del pensamiento en jóvenes fuentes tras la pluma anhelante de años que marcan en ángel de la literatura…”.

Han encontrado en esta tierra y en esta institución, en sus directivos y maestros, el incentivo necesario para continuar su camino.  Solo esperamos que la alcaldía municipal de Albán y las autoridades educativas del departamento de Nariño le brinden el apoyo necesario para que su proyecto se consolide mediante la publicación de los textos y la ampliación de estos talleres en otros sitios del departamento.  Felicitaciones al maestro Efraín Sarasty Apráez, aplausos por esa ingente labor que nos permite conocer sueños, paisajes y anhelos de nuestra juventud.  Proyectos como “Albán – Creativo” deben replicarse en toda la geógrafos del departamento de Nariño y constituirse en un referente pedagógico y cultural.

Comentarios

Comentarios