El aire que tendrá Camilo Romero para relanzar su campaña nacional.

Por: La Silla Vacía

Parte de la caída de la izquierda en Nariño tiene que ver con el legado que dejó Camilo Romero en su mandato, ya que no dejará heredero, ni su grupo respaldó a un aspirante en el tarjetón.

La movida puede pegarle porque COMO CONTAMOS tiene planes de relanzar su figura a nivel nacional, algo que comenzó a hacer este año retomando el discurso duro contra la fumigación de cultivos ilícitos y reconociendo a los campesinos como sujetos de derechos.

No solo a él como político joven (tiene 42 años), sino a los movimientos alternativos que tienen un reto cuesta arriba de mantener la Gobernación, que ha sido un fortín electoral de esta tendencia en este siglo.

Dejar Gobernador de su línea política terminaría siendo un problema menor, ya que tiene ruidos judiciales en la Fiscalía por el caso de la licitación de 2016 del Aguardiente Nariño (en el que su primo es testigo estrella del caso).

Al salir del poder también se juega su proyecto político familiar que terminó roto por su conflictos con su padre, el alcalde de Ipiales, Ricardo Romero, quien tampoco dejará heredero y le tocó apoyar a su MÁS FÉRREO CONTRADICTOR LOCAL.

Comentarios

Comentarios