“El baúl de Mercedes Saluzo”, una gran novela de la literatura nariñense

Por: Albeiro Arciniegas

La lectura de la novela “El baúl de Mercedes Saluzo”, del escritor Juan Revelo, me resultó inquietante desde las primeras páginas. Este es un libro que desnuda realidades que tienen que ver con las ideologías, el celibato, el segregacionismo, la inquisición. En un diálogo entre Alejandro y Esneda –dos de los personajes de la novela-, encontramos afirmaciones como ésta:

“El segregacionismo (racial, político o religioso), es el peor cáncer ético que puede poseer un ser humano o una sociedad. Ese segregacionismo fue el que llevó a los nazis a provocar uno de los más horrendos genocidios de la humanidad, igual a como aconteció con el segregacionismo y terrorismo político de Stalin que ordenó la muerte de millones de soviéticos, o como sucedió con el fanatismo religioso, el de la Inquisición, que durante siglos torturó y asesinó a cientos de miles de inocentes en Europa y en toda América”. Es claro que Juan Revelo, a través de su obra, penetra en la dinámica del pensamiento moderno, con una postura nueva que critica y deja en entredicho las aberraciones ideológicas.

Este libro escrito con oficio, con conocimiento de las técnicas literarias, bien llevado en la tensión narrativa, profundo, dialógico –para utilizar una palabra de académicos- ha sido leído por muchos escritores y así, el reconocido crítico colombiano, Isaías Peña Gutiérrez manifiesta: “El baúl de Mercedes Saluzo conjuga la novela de viajes con la de suspenso. Con páginas brillantes, la novela se adentra, específicamente, en la discusión acerca del matrimonio de los religiosos católicos. Dos de sus personajes principales –cuyo manejo narrativo es admirable- llegan al matrimonio civil teniendo que abandonar las órdenes religiosas. Con excelentes rutas, la novela indaga, también, a partir y a pesar de los viajes, sobre las nuevas propuestas que resolverían uno de los temas más caros a la iglesia católica”. Y, así, por muchas razones esta novela estaría llamada a convertirse en uno de los hitos de la narrativa colombiana. ¿Por qué no ha pasado eso? Quizá porque los cánones de centro han ignorado, como siguen ignorando, las voces literarias que nacen y cuentan desde la periferia.

Digamos nosotros que “El baúl de Mercedes Saluzo” es un libro que rompe con la parroquialidad para volverse universal. Se dirá que gran parte de la acción transcurre en el sur de Colombia, en Ipiales para ser precisos, porque se habla de la “Ciudad de las nubes verdes”. Puede resultar cierto, pero el Manzanar del Río de esta novela, es una población con la suficiente ambigüedad literaria que la torna mítica y universal.

Como todo buen escritor, Juan Revelo trabaja con lenguaje e imaginación. El lenguaje en esta novela es limpio y fluido, sin malabarismos lingüísticos. La imaginación es rica, sin caer en la extravagancia o la desmesura. El verdadero escritor combate con palabras; no las utiliza como detonantes, las acoge como amigas, las arropa. A veces las desecha, y en todo este arduo y complejo proceso de seleccionarlas, eliminarlas, ubicarlas en el lugar exacto, está presente la creatividad.

Nada más se le pide, entonces, al buen escritor; pero cuando este trabajo se concreta en una obra llena de carácter, de donosura artística, de ritmo y poesía, como ocurre con “El baúl de Mercedes Saluzo”, no queda sino decirle a su autor: ¡Gracias por este magnífico libro!

Juan Revelo nació en Ipiales en 1946, fue alumno de los escritores Juan Rulfo y Octavio Paz en México, donde residió varios años; sin ninguna exageración es el más importante escritor nacido en la llamada “Ciudad de las nubes verdes”, al sur del país, cuenta con varios premios nacionales de cuento y es autor de varios libros de narrativa y poesía. Libros que se dejan leer y a los que se puede llamar literatura, buena y excelente literatura para ser precisos.

Comentarios

Comentarios