El dilema de la papa

Columnista invitado: Miguel López.

Cada día parece peor que el anterior, a pesar de los esfuerzos por reactivar la economía, los contagios no disminuyen, la apuesta para recuperar el comercio y la normalidad con protocolos de bioseguridad no garantizan nada pero es la única alternativa disponible, a esto se suma que uno de los principales productos agrícolas (la papa) tiene una sobre oferta en el mercado; y por ese motivo, los precios han bajado drásticamente, llegando a cotizarse hasta 18 o 20 mil pesos por bulto, las condiciones de la vía y los fletes hacen difícil comercializar con este producto. Se debe sumar a la ecuación que tratados o convenios con otros países abrieron la puerta a la importación de papa desde otros lugares, en ocasiones es más barata la papa importada que la misma papa nacional.

La baja en el precio de la papa se produce por la sobreoferta de este producto, no sólo es Nariño quien lo cultiva sino también Boyacá y ciertas partes de Cundinamarca (que por cierto esta es una realidad parecida) la sobreproducción de este producto hace que baje el precio, como consecuencia los campesinos nuevamente trabajan a pérdida o buscando recuperar en algo la inversión del cultivo, sumado a cubrir préstamos económicos con bancos u otros acreedores.

Cabe hacer una pregunta ¿Por qué sembrar papa en exceso teniendo tierras tan fértiles para otros productos?

Acordar y sembrar variedad en productos agrícolas podría subsanar este tipo de situaciones; además darle diversidad al mercado, no se trata de sembrar menos, sino cosechar distinto. La respuesta la conocerán mejor ellos mismos: los campesinos. Lo único casi seguro es que la economía no distingue de razones sino de la regulación entre oferta y demanda.

Quizás, lo único bueno de esta situación, es que este difícil momento económico que afrontan varias familias por la pandemia de COVID -19, la papa es una alternativa asequible para las mesas nariñenses, es como si la tierra entendiera de alguna extraña manera esta época compleja y nos regala en abundancia un producto completo y nutritivo para no dejarnos morir

Comentarios

Comentarios