El examen de admisión de la Universidad Nacional ¿Cómo llegar a toda la población de la costa pacífica?

Herbert Giraldo Gómez, Profesor Asociado, Universidad Nacional de Colombia

La Universidad Nacional de Colombia como principal institución de educación superior de Colombia, ha realizado semestralmente su proceso de admisión en mas de 30 localidades de territorio nacional y en muchos consulados alrededor del mundo. Para el segundo semestre de 2019 se realizó la prueba en:

Amazonas (Leticia, Puerto Nariño) – Antioquia (Medellín) – Arauca (Arauca) – Bogotá D.C. (Bogotá D.C) – Boyacá (Tunja) – Caldas (Manizales) – Casanare (Yopal) – Cesar (Valledupar) – Córdoba (Montería) – Cundinamarca (Chía, Mosquera, Soacha) – Guainía (Inírida) – Guaviare (San José del Guaviare) – Huila (Neiva) – Magdalena (Santa Marta) – Meta (Villavicencio) – Nariño (El Charco, Ipiales, Pasto, Tumaco) – Norte de Santander (Cúcuta) – Putumayo (Puerto Asís) – Archipiélago de San Andrés Providencia y Santa Catalina (San Andrés, Providencia) – Santander (Bucaramanga) – Tolima (Ibagué) – Valle del Cauca (Palmira) – Vaupés (Mitú) – Vichada (Puerto Carreño) (Tomado de www.admisiones.unal.edu.co).

Pero al revisar la presencia de estudiantes de diversas partes del país encontramos que hay cerca de 400 municipios que no tienen ningún estudiante en la institución. (Ver SNIES – Mineducación). Con los diversos programas de admisión especial – PAES y el Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica, PEAMA, se facilita el ingreso de jóvenes de muchos sitios desconocidos para la mayoría de la población.

Ahora, hay regiones que están ausentes de la Universidad Nacional de Colombia. Un ejemplo es la zona pacífica del occidente de Chocó. Municipios como Bajo Baudó o El Litoral de San Juan no presentan ningún estudiante en la U.N. Podríamos pensar que la baja calidad de la educación básica es responsable de este fenómeno. Y si contribuye al fenómeno. Pero hay otras talanqueras para estos jóvenes: El costo del PIN para el examen, el proceso de inscripción (el internet en estos municipios no es adecuado), el costo de trasladarse al sitio de presentación del examen (Palmira en este caso) y la imposibilidad de las familias de apoyar a los jóvenes en el proyecto de estudiar.

En los últimos años se ha realizado un esfuerzo importante en algunas zonas del territorio nacional, San José del Guaviare, Mitú, El Charco, son muestra de ello. Al llevar el examen de admisión a las regiones se superan los obstáculos mencionados.

Adicionalmente en 2018 el Ministerio de Educación Nacional apoyó la realización de examen de admisión en varios sitios con el objeto de mejorar la presencia de algunos municipios en la educación superior. Producto de esos convenios se realizó el examen de admisión en diversos puntos de la Amazonia, de Antioquia, del Guaviare, el Chocó (zona del Río Atrato) y la Universidad además ha realizado exámenes en Villagarzón y Puerto Asís (Putumayo), Guapi (Cauca) y del Vaupés.

Para el caso de la Sede Tumaco, la actividad principal en este aspecto de los Directores de Sede se ha enfocado en superar las barreras de costo del PIN, las distancias e incluso la seguridad de los aspirantes. Es así como en septiembre de 2018 se alcanzó la cifra de 3850 aspirantes a los 200 cupos disponibles.

Para que esta idea fuera una realidad, la Sede desde su primer examen de admisión en octubre de 2014 (para iniciar estudios en enero de 2015) ha tramitado ante la Rectoría de la Universidad el otorgar pines gratuitos para aspirantes que sean bachilleres de la última promoción de colegios públicos. Igualmente se realizaron campañas de inscripción en los diversos municipios de la costa pacífica de Nariño logrando finalmente que en el examen participen jóvenes de la totalidad de municipios.

Con estas actividades, finalmente la Sede Tumaco puede mostrar como resultado que hoy en día hay estudiantes procedentes de la totalidad de los municipios de la costa pacífica de los departamentos de Cauca y Nariño. Se debe puntualizar que en el año 2014 había únicamente presencia de estudiantes de Tumaco, Barbacoas y Timbiquí en la institución.

Estos programas deben ser continuadas en la Sede Tumaco y se deben extender a otras regiones del país que tienen las mismas dificultades para acceder a Educación Superior de calidad y con el mayor abanico de programas, como es la Universidad Nacional de Colombia, con lo que se debe consolidar como el verdadero patrimonio de todos los Colombianos.

Para aumentar la presencia de jóvenes de la costa de Nariño en la Universidad Nacional se requiere entonces una acción mancomunada entre la institución y las autoridades regionales y locales. Posiblemente realizar el examen de admisión en otros municipios, un apoyo para el transporte en la fecha de realización del examen y el apoyo en el proceso de inscripción pueden llevar a mejorar la presencia de jóvenes en la educación superior y por tanto en superar el marginamiento de la región en temas de desarrollo social y económico.

Comentarios

Comentarios