¿El Mayab pobló el territorio nariñense?

Antecedentes

El nombre Mayab corresponde a las distintas regiones habitadas por los mayas. quienes poblaron todo el territorio comprendido desde Yucatán (México), Guatemala, Honduras, El Salvador, hasta el departamento de Nariño en Colombia.

La historia de los indígenas Tumacs que nos contaron en el colegio, fue que éstos provenían de los indígenas Caras del imperio Inca, y que su nombre era derivado del cacique Tumac que reinó en estos territorios del Pacifico sur.

Pero, otra versión encontramos en la monografía «Los viajeros mayas pobladores de los Pastos» del historiador nariñense Harold Santacruz Moncayo, que nos hace argumentar y/o especular que muchos años antes que los invasores castellanos capitaneados por Francisco Pizarro aparecieran, primero vinieron los indígenas Mayas y fundaron en la costa nariñense varios pueblos, entre ellos Tumaco y Uxmal, cuyo nombre en lengua maya quiere decir ciudad tres veces construidas, y que igual a la próspera ciudad de Uxmal en México, fue completamente desaparecida por el mar.

Dice el historiador Harold Santacruz que: “El rey Canek había estado visitando cada uno de los territorios de Chichen Itzá y se había dado cuenta que su pueblo estaba pasando hambre. Los terrenos fueron arados tanto con los cultivos del maíz y del frijol que ya no daban más, y había que buscar una alternativa de salvación. El rey Canek previsivo en todo, había enviado emisarios a buscar tierras a otros confines. Sus mejores hombres participaron de estas aventuras y llegaron a las tierras del Mar del Sur. Un buen día, los mejores navegantes, se presentaron ante el Rey Canek y le manifestaron que habían viajado por el mar cuatro lunas hacia el sur y encontraron una Isla pequeña desde donde se divisa la tierra de la abundancia; una tierra nueva con altas montañas y muy lejana de la costa, donde los ríos tienen el oro en sus riberas y abunda la pesca y animales.

El rey Caneck les respondió que creía en todo lo que sus guerreros le contaron, y aprobó una segunda expedición para que marcharan pronto porque los hermanos Mayas se estaban muriendo de hambre.

Segunda expedición

En la madrugada de la tercera luna siguiente divisaron la Isla, navegaron hasta ella y cuando el sol estaba en el ocaso arribaron a la Isla de Gorgona. Allí desembarcaron y encontraron buena agua para beber y para llevar. El capitán de la expedición tomó una piedra y en ella labró la posición de los astros en el día de la llegada, así quedó registrado la presencia del grupo en un petroglifo encontrado en la isla Gorgona mucho tiempo después.

Durante su permanencia en la Isla visitaron las regiones de la salida del rio Iscuandé, rio Patía y la Isla del Gallo; recogieron el oro, se aprovisionaron de pesca y caza para continuar el viaje al sur, buscando siempre el lugar de entrada hacia la zona de las tres altas montañas (Galeras, Azufral, Cumbal) que se divisaban con claridad desde la Isla.

En toda la expedición que tardó dos lunas grandes y tres lunas chicas, no encontraron con quién pelear, todo estaba deshabitado. Construyeron casas con palmas y enramadas donde el agua no subía, y fundaron dos pueblos: Tumaco y la Tolita (después asentamiento de Esmeraldas. Ecuador), y en cada pueblo se dejó mujeres y hombres.

Cuando regresaron a Itzmanà en territorio Maya, sólo lo hizo un grupo de cinco guerreros con sus esposas quienes arribaron pasadas las 24 lunas grandes de tiempo, unos 672 días. El capitán de la expedición, rindió un informe al Rey Canek y le hizo entrega del oro, frutos, aves, y carne seca salada para alimentar a los hermanos mayas.

¿Qué otros territorios vieron diferentes a la Isla?, preguntó el rey Caneck. El capitán le respondió que dos grupos avanzaron hacia la zona del piedemonte costero, buscando la entrada a las grandes montañas; lo hicieron por el rio Grande (Patía) y por el rio del Sur (Mira), y llegaron hasta donde reciben otros ríos (Telembí y Güiza), y abunda el oro.

Tercera expedición

El Rey Canek, se alegró por los nuevos descubrimientos y ordenó alistar un grupo que viajaría a instalarse en esas tierras. Siete canoas repletas de menaje, con hombres y mujeres, surcaron el Mar del Sur y en cuatro lunas de navegación llegaron a Tumaco y Bahía Ancón de Sardinas.

Los Mayas ubicados en la región, inicialmente se identificaron como los Tumacs, más tarde se llamarían Sindaguas, quienes colonizaron la Isla del Gallo, Iscuandé, Barbacoas, la zona alta del Telembí y el Patía, hasta llegar al rio Mayo, y luego ascender por el rio Pasto hasta al Galeras, en donde se fusionaron con los indígenas Pastos.

Por el otro lado del rio Mira, se adentraron hasta llegar a la zona del Chota, los territorios de Santo Domingo de los Colorados, Ibarra y Cayambe en el Ecuador”.

A Uxmal la extinguió la Ola                  

Esto es lo que pudimos extractar de la monografía de Harold Santacruz Moncayo acerca de la presencia de los Mayas en Nariño. La creación de Uxmal en nuestro litoral Pacífico en la época precolombina es una hipótesis de mi propia investigación. Queda como evidencia de la presencia del Mayeb la orfebrería, los petroglifos, y las cerámicas de las culturas Tumaco y La Tolita.

En el libro “Diccionario de voces típicas del litoral Pacífico colombiano Reseña Histórica” el escritor tumaqueño Álvaro León Benítez Acevedo dice: “Empezaré por presentar las generalidades de la costa contenida en un documento anónimo que al parecer data de 1605 guardado en el archivo de Sevilla, el cual dice que desde el Morro de Tumaco hasta la isla del Gallo que es otro objeto notable de pedazo de costa que vamos describiendo, forma la costa firme una ensenada algo profunda llamada Uxmal”.

Igualmente encontré el relato “La Ruta del Filibustero” del escritor nariñense Isidoro Medina Patiño de la Fundación Estanislao Merchancano que ilustra así: “Los bucaneros hacían escala, para guardar el botín o conseguir víveres con los indígenas y palenqueros en Punta Manglares, el pueblo de Uxmal, cerca de La Vigía y Mulatos, y el golfo de Tumaco, llamado así en memoria de un cacique que legó su nombre a la ensenada y puerto del sur de Colombia.”

En el cuento “Dramas del Mar”, cuyo autor es un miembro de la familia Medina Navia, pariente del poeta tumaqueño Moro Manzi Benítez, escrito en la década del año 1920, se nombra también el pueblo de Uxmal así: “Hace muchos años existió el pueblo de Uxmal en la ensenada de Tumaco, en el vértice que forma la desembocadura del rio Rosario… Mientras atizaba el fogón, el silencio de la hora fue interrumpido por un bramido feroz del mar que repercutió su eco en las costas de Mejicano y Curay…Hoy del pueblo de Uxmal no quedan sino vagos recuerdos, como de seres que hace mucho tiempo se fueron, y una leyenda triste, doliente, casi perdida y desconocida, y la que antes fuera playa armoniosa hoy yace en el fondo del acantilado del golfo”.

En el relato “La Ruta del Filibustero” afirma Isidoro Medina que finalmente Uxmal fue sumergido por el maremoto que azotó el Pacifico Sur en 1906, suceso que en Tumaco es conocido como La Ola,y en El Charco como La Visita.

Las preguntas que nos hacemos es: ¿Qué papel jugó Uxmal en el descubrimiento del Pacifico sur?

Si ese nombre solo se le daba a la gran ciudad de los Mayas, ¿por qué decidieron fundar otra ciudad cerca de Tumaco? ¿Fue asiento de la civilización avanzada de los Mayas en Nariño?

Comentarios

Comentarios