El olvido del gobernador de Nariño en el Plan de Desarrollo

“No a las fumigaciones en Nariño” El compromiso que debe ratificar el gobernador Jhon Rojas en el Plan de Desarrollo. Tema central que requiere un pronunciamiento oficial en el documento que guiará al gobierno seccional en los próximos años.

Luego de revisar el primer documento entregado a la asamblea departamental de Nariño por el gobernador  Rojas y después de verificar la proposición para tercer debate del plan de desarrollo, se encontró que no aparece en el texto del plan la determinación de no erradicación y no fumigación en el territorio nariñense. Esto conforme al programa de gobierno de “Mi Nariño” con el que ganó Rojas y al cual muchos nariñenses apoyaron para la víctoria electoral. Es necesario que en el plan quede expresamente consignado esta decisión política y se establezcan las estrategias para una apuesta pública por una alternatividad económica  que pretenda garantizar la subsistencia, mercado y oportunidades  de las poblaciones rurales en las zonas en donde existe presencia de cultivos ilícitos.

Cabe resaltar que según el diagnóstico del plan, Nariño pasó de 15.951 hectáreas de coca en el año 2010 a 41.903 el año 2018, es decir, un incremento del 263% en 8 años, no obstante, el pico fue registrado en el año 2017 con 45.735 hectáreas de coca sembradas. A la fecha, Nariño es el Departamento con más cultivos en el País (169.000 hectáreas), pues concentra el 25% del total de hectáreas sembradas por encima de Norte de Santander, que registra 33.598 hectáreas, y Putumayo con 26.408 hectáreas.

Ante esto, es claro que la acción gubernamental debe ir más allá de la sustitución de los cultivos, y debe contemplar un plan a corto, mediano y largo plazo que permita establecer condiciones de vida que garanticen un desarrollo local en donde se respeten los derechos, los territorios y la decisión de los campesinos. Se debe consolidar un campo con alternativas reales para los nariñenses con la participación ciudadana, étnica y de actores regionales.

Finalmente,  es fundamental establecer medidas de seguimiento a los acuerdos firmados por las 17.235 familias nariñenses  en el marco del Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS) con el fin de  lograr su cumplimiento.

Comentarios

Comentarios