El surgimiento de la disidencia «Alfonso Cano» en Nariño

Por: Laura Soto y Adelaida Avila

La Silla Vacía

Tumaco es el municipio con más hectáreas de coca del país con 16 mil hectáreas y todo Nariño, especialmente la costa, produce uno de cada 4 kilos de coca del país. Además, desde allí parten las rutas para llevar la droga a Centroamérica y México. Que los dos más importantes disidentes de las Farc estén interesados en el control de Tumaco refleja la importancia de esta zona.

Sobre la disidencia ‘Alfonso Cano’ había panfletos en la zona desde noviembre del año pasado, pero su incursión militar se dio el 22 de diciembre en el consejo comunitario Río Chagui en zona rural de Tumaco, según señaló la Defensoría en esta Alerta Temprana del mes pasado.

Panfleto que circuló en noviembre de 2019 en zona rural de Tumaco.

El Alfonso Cano nació como una disidencia de otra disidencia de las Farc presente en Tumaco conocida como el Frente Oliver Sinisterra (FOS) que no se quiso aliar con ´El Paisa´. La FOS era originalmente comandada por el abatido ‘alias Guacho’.

La Silla Vacía estuvo en la zona la semana pasada y un poblador del consejo comunitario y un combatiente le mencionaron la presencia de una disidencia de Iván Márquez sin mencionar a ´El Paisa´, pero tres fuentes claves dentro del Ejército, Defensoría y una oenegé humanitaria no tenían información del ex negociador de las Farc ni de ‘El Paisa’, conocido en el país por haber liderado el ataque al Club El Nogal en Bogotá.

En cambio la fuente militar y de la Defensoría creen que Alfonso Cano responde a Gentil Duarte directamente y que está comandado por alias Allende.

En todo caso en diciembre, la disidencia que según el comandante de Policía de Nariño, Juan Felipe Montoy dijo en Caracol, sería subordinada de ´El Paisa’, y que tiene 80 hombres aproximadamente, enfrentó militarmente a sus antiguos compañeros del FOS, con más 100 combatientes, para conseguir el control de ese territorio.

Esto generó el confinamiento de 500 familias pues los armados que se movían en el consejo comunitario les prohibieron a los pobladores movilizarse por los ríos; con el temor de quedar en medio del fuego cruzado, los 7231 habitantes del Consejo Comunitario del Río Chaguí quedaron cercados.

Los combates continuaron hasta comienzos de enero.

Graffiti aparecido en Olaya Herrera a mediados de noviembre de 2019. Foto: Cortesía.

“Días antes ya habían disparado de afuera de la casa y ese día (2 de enero) nos habían dicho que ellos (los armados) se iban a meter a nuestras casas, por eso con mis tres hijos y otras 50 personas salimos de la vereda y caminamos siete horas por la montaña hasta llegar a la carretera (cerca a la cabecera de Tumaco)”, le dijo a La Silla una desplazada de ese consejo que hasta el 28 de enero no había regresado a su casa por temor a los combates.

Ella y su familia se sumaron a tres mil personas más de 26 de las 29 veredas del consejo comunitario, que se trasladaron a Tumaco; y aunque algunas han regresado a sus casas, otras siguen esperando que los enfrentamientos terminen, según lo corroboró La Silla en terreno.

Tener el control de Chagüí es clave pues queda en la parte norte de Tumaco y es un corredor que conecta la costa de Tumaco con la zona de carretera y los municipios de Roberto Payán, Magüí Payán y Olaya Herrera por donde hay otras rutas de narcotráfico.

Actualmente la ‘Alfonso Cano’ se mueve por el consejo Comunitario Río Chagüí de Tumaco, a unas cuatro horas en lancha de la cabecera, y en municipios de la costa como Magüí Payán, Roberto Payán y Olaya Herrera.

Por ahora la disputa entre Alfonso Cano, al parecer disidencia de ‘El Paisa’ y Márquez, y el FOS continúa.

Aquí puede leer el texto completo. 

Fuente: La Silla Vacía

Comentarios

Comentarios