Eric Britton, el creador del ‘Día Mundial sin Carros’

Como autoría del experto internacional Eric Britton, residenciado en París, cada 22 de septiembre se lleva a cabo el Día Mundial Sin Carros (DSC) originalmente llamado ‘World Car Free Day’. Alrededor de esta fecha se realiza la ‘Semana Mundial de la Movilidad’, en la cual se hacen una buena cantidad de actividades que propenden por un planeta sostenible; en este año 2020 entre el 20 y 29 de septiembre. Se incluyen jornadas de promoción de hábitos saludables teniendo en cuenta que las ciudades más saludables y más avanzadas del mundo son las más caminables y más ciclables.

Y ello se requiere mucho más en este modelo que políticos y dirigentes siguen favoreciendo, la ciudad que siempre fue vista, desde adentro y no menos desde afuera, como poco cívica y caníbal por excelencia. Entorno a ello hay suficientes expresiones que demuestran que la actitud de un día más humano y menos mecanizado, no es aislada y muestra cómo el comportamiento colectivo puede mejorar la calidad de vida

La propuesta de un día sin autos particulares es un simple ejercicio ciudadano, donde podemos imaginar generosos espacios de prevalencia para las personas. Una ciudad para la gente. Es el desafío de construir ciudades saludables, anatómicas y sustentables como impacto de salud pública. Este tipo de intervenciones tienen que ver con iniciativas para coadyuvar en el buen diseño de ciudades a escala humana.

Hace 26 años nació el DSC

El Car free Day o “Día Sin Carro” DSC, nació en la Conferencia Mundial de Ciudades Accesibles realizada en Toledo (España) el año 1994 gracias a la idea y presentación del activista franco-norteamericano Eric Britton. Originalmente el DSC estaba pensado para ser implementado en una ciudad, en un barrio o para ser organizado por cualquier grupo de personas. Sin embargo, luego del año 2000 cuando la Comunidad Europea se suma a la iniciativa, la propuesta se convierte en un llamado planetario a realizar un día libre de automóviles por acuerdo de todos los habitantes de las distintas ciudades adherentes.

El DSC es una acción colectiva y concertada entre ciudadanos y autoridades para hacer un gran experimento. Es la oportunidad de probar nuevas formas de movilizarnos, de buscar maneras más sustentables de resolver nuestros viajes diarios, de difundir masivamente las externalidades negativas del uso indiscriminado del automóvil, de relacionar calentamiento global, contaminación acústica y deterioro del aire con el incremento del parque automotriz.

El éxito de estas iniciativas nacidas en medio del escepticismo y la incredulidad, está en el respeto a la vida y la construcción de un modelo de ciudad más equitativa. Una ciudad incluyente. Pero igualmente motiva a tomar decisiones fundamentales para fortalecer el transporte colectivo a través de propuestas exitosas en ciudades organizadas. Pero mucho más a reeditar la necesidad de utilizar nuestras propias reservas de combustible especialmente a través del caminar.

Sin duda la caminata rítmica es el ejercicio perfecto para el ser humano, el deporte más completo. Aquel que fortalece integralmente el organismo de cualquier individuo. El DSC permite reflexionar sobre el valor de movernos más con nuestros propios medios. La pandemia Covid 19 lo ha confirmado, estar en buena forma física, tener una alta capacidad aeróbica, mantener un peso bajo y movernos más como viandantes, ya no debe ser solo devoción o afición, sino una obligación. Es un valor agregado que nos fortalece frente a estas agresiones.

Racionalizar el uso del auto, favorece el rediseño de los asentamientos urbanos para promoverlos a modelos de CIUDADES PARA LA GENTE, como la nuez del desarrollo humano y sostenible. De allí que la iniciativa DSC gestada por el profesor Britton hace un poco más de un cuarto de siglo, estimula un maravilloso trabajo en equipo para esa misma ciudad que a partir de estos ejercicios se vuelve más solidaria con el empeño de ser mejor de la mano de la gente y por encima de sus gobernantes.

Britton en la Conferencia Mundial de Ciudades Accesibles, Colombia 2020

Francis Eric Britton, es uno de los más reconocidos activistas genuinos en pro de un planeta sostenible. Absolutamente pragmático, comprometido y competente; un maestro del nuevo evangelio ciudadano. Aparte de ser pionero de la racionalización del uso de autos a través del universal DSC (cuyo ejercicio ha transformado personas creando nuevos liderazgos), trabaja en muchos lugares del mundo generando un nuevo plan de acción en movilidad y accesibilidad.

Lo ha entregado todo liderando grandes iniciativas que hacen parte de la agenda mundial por la emergencia climática; entre ellas: World Streets , EcoPlan International 2020 Climate/Mobility Action Plan   The Five Percent Challenge  Por todo ello merece ser postulado a reconocimientos como el «Premio Nobel alternativo de medio ambiente» y otros similares. Será invitado de lujo en la reeditada CONFERENCIA MUNDIAL DE MEDIO AMBIENTE 2020, que se realiza este 29 de septiembre desde San Juan de Pasto (Colombia), con pre-conferencia el 22 de septiembre, “Día Mundial sin Autos”.

Comentarios

Comentarios