Estas son las claves para que caiga una dictadura.

A propósito del multitudinario concierto organizado para el día de hoy viernes 22 de febrero de 2019 en la ciudad de Cúcuta, denominado “Venezuela Live Aid” y la estrategia del Presidente Interino de Venezuela Juan Guaidó de lograr hasta el 23 de febrero de 2019 la entrada al vecino país de las ayudas humanitarias llegadas de todo el mundo, considero importante anticiparme a plantear cual será el pronóstico de la jornada: El concierto finalizará con un recaudo importante de donaciones a favor de los venezolanos. Sin embargo, las ayudas humanitarias que consiguió Juan Guaidó no podrán pasar la frontera del vecino país y la dictadura en Venezuela continuará.

El motivo fundamental por el cual me aventuro a pronosticar este resultado es muy claro. La dictadura que se vive en Venezuela está lejos de acabar y aún tiene la fuerza suficiente para contrarrestar la presión internacional para que finalice el régimen de Maduro.

A continuación hago un recuento de las razones por las cuales han finalizado algunas dictaduras y porqué otras continúan hasta la actualidad:

Dictaduras que finalizaron.

  • 1933 – 1945. Dictadura del Partido Nacional Socialista Obrero Alemán. Este gobierno dictatorial finalizó por causa de la destrucción total del partido Nazi, de su ejército y del país entero, en el marco de la Segunda Guerra Mundial.
  • Unión Soviética. 1917 – 1991. La desintegración de esta dictadura con régimen partido único se dio gracias a los graves problemas económicos que sufrió la URSS, con ocasión de los gastos militares importantes en la guerra contra Afganistán, la carrera armamentística contra los Estados Unidos de América, un sistema de planificación quinquenal que no le hacía frente a los constantes cambios de la sociedad y de la tecnología, así como la guerra económica que los Estados Unidos de América orquestó con la baja dramática en los precios del petróleo. No existía un aliado de la Unión Soviética que solventara sus grandes gastos de funcionamiento, razón por la cual, su única salida estaba en la transición hacia la democracia como condición para garantizar el apoyo económico de occidente.
  • España. 1939-1975. Dictadura de Francisco Franco. A pesar de haber sufrido el aislamiento y el rechazo internacional, así como las continuas movilizaciones en contra del franquismo dentro de la misma España, esa dictadura continuó desde 1936 hasta la muerte de Francisco Franco en 1975. Sólo con la muerte del dictador, España empezó un proceso de transición hacia la democracia dirigida por el Rey Juan Carlos I de España.
  • 1889-1970. Dictadura de Antonio de Oliveira Salazar. Conocida como la dictadura más larga de Europa, sin embargo, el dictador Salazar sufrió una grave caída que poco a poco lo fue imposibilitando físicamente para gobernar, razón por la cual cedió su gobierno a Marcelo Caetano, dejando además el camino libre para un golpe de Estado de sus mismas fuerzas armadas, denominada la “Revolución de los Claveles”, quienes lideraron la transición hacia la democracia.
  • 1973 hasta 1990. Augusto Pinochet. Después de un desgaste por años de la oposición, intentando un cambio de gobierno por la vía de las protestas, se decidió un viraje fundamental en la estrategia política. En este nuevo rumbo, los opositores a la dictadura decidieron seguir las reglas impuestas por la Constitución Política de 1980 y buscaron el cambio de gobierno a través de un plebiscito en el cual se les preguntara a los ciudadanos chilenos si deseaban o no continuar con el gobierno de Pinochet. Los resultados fueron contundentes, ganando el No y sentenciando la terminación pacífica de la dictadura de Augusto Pinochet, así como la transición hacia la democracia. Un punto importante para tener en cuenta en este caso es que se realizó un proceso de constatación de los registros electorales, las mesas y sus apoderados, volviendo más transparente el conteo de los votos.
  • 1976-1983. El poder en la Argentina de la época estaba en cabeza de una junta militar. Sin embargo, su gobernabilidad quedó en jaque después de las crecientes protestas sociales, la presión internacional por las violaciones de derechos humanos y la derrota de ese país en la guerra de las Malvinas, razón por la cual se decidió entregar el poder en 1983 llamando a elecciones democráticas.
  • 1937-1979. Dictadura de Anastasio Samoza. Con ocasión de los graves casos de corrupción que se presentaron en el gobierno de la dictadura, la guerrilla Sandinista de Liberación Nacional obtuvo un gran apoyo popular y finalmente tomaron el poder en 1979, manteniéndolo hasta la fecha actual.

Dictaduras que aún continúan.

  • República Popular de China. 1949 hasta la fecha actual. A pesar de que algunos piensen que no es una dictadura, la perspectiva de no permitir partidos de oposición fuerte, no existir libertad de expresión ni de prensa, ni tampoco independencia de poderes, hace concluir que en China sí existe una dictadura o por lo menos, un estado totalitario. Su permanencia en el poder se debe a que es la segunda economía mundial y ese poder económico implica también un poder político inmenso que se traduce en la imposibilidad de ser bloqueada internacionalmente tal y como ha ocurrido hasta el día de hoy.
  • Corea del Norte. 1948 hasta la fecha actual. Dinastía Kim. A pesar del bloqueo y del rechazo internacional, esta dictadura permanece en el poder gracias a la influencia de China, quien es el mayor comprador de los bienes y servicios de Corea del Norte, además de ser su aliado estratégico más importante en el plano político. China es quien impide que exista un cambio en el poder de Corea del Norte. Sin hablar de su armamento nuclear que es una clara medida disuasoria muy eficaz.
  • Raúl Castro. Empezó desde 1959 y perdura hasta la fecha actual. A pesar de existir un gobierno de partido único con nula participación democrática y de un bloqueo internacional desde hace varios años, el país aún continúa siendo una dictadura, adaptándose a los cambios, volviéndose autosostenible y en los últimos años inclusive se aperturó a la inversión de capital extranjero, aliviando ostensiblemente su economía.
  • A pesar de que el régimen de Bashar al-Asad casi pierde el poder como fruto de la guerra civil que se suscitó en ese país, gracias al apoyo económico y militar de Rusia y de Irán, ese gobierno sigue vigente.
  • Arabia Saudita. Gracias a que es el mayor exportador de crudo del mundo se convirtió en la décimo novena potencia económica del planeta. Este flujo de dinero permite que el régimen de la casa de Saud siga en pié hasta el día de hoy.

De los anteriores antecedentes históricos, es posible concluir que una dictadura cae o se mantiene en pie por las siguientes razones:

  • Razones por las cuales cae una dictadura: i) guerra total con un país extranjero que destruya el país; ii) grave crisis económica interna que no pueda ser apoyada por un país amigo; iii) golpe de Estado de las propias fuerzas militares que busquen un restablecimiento de la democracia; iv) pérdida del poder en las urnas, gracias a unas elecciones libres y con una autoridad electoral independiente; v) la presión internacional y las crecientes protestas sociales; vi) el ascenso al poder de una guerrilla con amplio apoyo popular.
  • Razones por las cuales permanece una dictadura en el poder: a) poder económico; b) apoyo económico, político y militar de un país amigo de gran influencia mundial; c) capacidad de adaptación al bloqueo internacional volviéndose autosostenible.

Para el caso de Venezuela, si bien es cierto sufre de una gravísima crisis económica interna, con bloqueos internacionales y crecientes protestas sociales, así como la disidencia de algunas facciones de las fuerzas militares venezolanas, el régimen de Nicolás Maduro está lejos de acabarse, pues cuenta con uno de los mayores factores que permiten que se mantenga en el poder. Esto es, el apoyo económico, político y militar de Rusia y China, países amigos con gran influencia mundial y que no van a permitir que su socio estratégico en América Latina cambie de bando.

Este poder económico, político y militar de las potencias en mención permite no solo aliviar en alguna medida la crisis económica de Venezuela, sino que también mantiene fieles a sus fuerzas militares y disuade a países contradictores para iniciar una guerra en su contra, pues podría escalar en un conflicto nuclear.

Un dato adicional. Rusia nunca ha dejado de apoyar a sus aliados, tal y como ha sucedido con Siria, donde una vez retomó su lugar como potencia mundial, volvió a apoyar a su aliado Siria en la guerra civil que aún se libra dentro de sus territorios. Lo mismo ocurrió con Serbia, cuando entró en la Primera Guerra Mundial por un conflicto local generado por su aliado estratégico. Me atrevo a aventurar que un pronóstico similar ocurrirá con Venezuela.

En consecuencia, la única salida para lograr la salida de la dictadura en Venezuela es bloquear el apoyo que Rusia y China le brindan a ese país. Una tarea difícil de lograr.

Comentarios

Comentarios