Este o cualquier otro lunes

Jesús David Buelvas Pedroza  “Nacido en Ovejas (Sucre). Poeta, narrador, docente y tallerista de literatura. Desde hace dos décadas vive en Cartagena de Indias donde realiza una intensa actividad educativa, literaria y filosófica. Registro de gran parte de esta actividad se puede encontrar en el canal de youtube Mendi-Kante y en su blog Odiseo. Sus poemas han sido publicados en revistas impresas y otros medios análogos y virtuales. A través de su propia iniciativa editorial ha publicado sus poemarios «Los anuncios de cualquier soledad», «Parábola del vacío», «Recuento de cicatrices» y recientemente su novela «Este o cualquier otro lunes». También ha publicado la plaquette «Entre el peligro y la salvación» (ensayo) y tiene inéditos los poemarios «La voz sin eco» (Haikús y Tankas), y «Extravíos del insomne»; y su segunda novela «La punteada línea de los días».

En su reciente novela “Este o cualquier otro lunes” nos permite valorar su amplio sentido humanista y social, su condición de ser sintiente en una Colombia donde sentir o comprometerse ya casi que es un delito.    Narra casi que en primera persona la vida de Samuel, un licenciado en filosofía y letras que por esos avatares burocráticos no logra desempeñarse en su profesión y, por el contrario, debe abordar su propio destino y su cotidianidad en la realización de pequeños mandados y servicios a sus vecinos y conocidos.  En realidad es la radiografía de un país que despierta cada lunes con la zozobra de lo incierto ante una realidad que se niega a cambiar y se mueve empujada por los hilos de los poderosos.  En los pasos de Samuel nos presenta a esa Cartagena olvidada y oculta, la ciudad que alberga a cientos de hombres sedientos de justicia y de redención, los olvidados, los ignorados, los estigmatizados y señalados como delincuentes o como criminales, pero que en realidad son víctimas de un Estado que debido a su enajenamiento social los obliga a volverse fieras y bestias en procura de subsanar el hambre que carcome su espíritu y su carne.

“Este o cualquier otro lunes” se constituye en la voz de los desposeídos, recordándonos la obra de Fernando Soto Aparicio en su célebre “La rebelión de las ratas”. Y es que ayer como hoy,  en la Colombia de ayer y de hoy, en la Latinoamérica de ayer y de hoy, los pobres continúan siendo la mayoría, los descastados que deben deambular en busca de un mejor mañana encontrándose con un Estado y una sociedad que se niega a aceptar su presencia y su necesidad de justicia social.  Jesús David Buelvas Pedroza nos obliga a nuevas miradas, a nuevas sensaciones, a solidarizarnos con aquellos seres que esconden su voz en sus propias desgracias por el simple temor de ser reconocidos como alteradores del orden establecido.  Y es un espejo en el otro sentido, el  sentido en que se encuentran los creadores y artistas de Colombia que deben sentirse parias en su propia tierra y entre su gente por la sencilla razón que en un país convulsionado y agitado no hay lugar para el arte, la literatura o la poesía. Así se siente cuando Samuel encuentra en un bus a un hombre que lee sus propias palabras de angustia y desesperación. No hay duda que estamos ante una obra kafkiana, solo que esta vez el protagonista no se convierte en un insecto sino en un ser humano que se ve a sí mismo ignorado por quienes deben propender por el bienestar de todos por igual.

No me queda duda alguna que Jesús David Buelvas P. es un escritor con voz propia, un novelista que siente con su alma y que eleva su voz en su intento de apaciguar y acariciar el alma de los desposeídos y dolientes de Colombia que deben continuamente recorrer su propia diáspora existencial.  Su voz es, a la vez, un llamado al mundo editorial de Colombia que se niega a mirar o aceptar la irrupción de nuevos escritores con talento y capacidad.

“Este o cualquier otro lunes” es la novela de la Colombia actual, del hombre de hoy.  Samuel nos encarna y nos permite un consuelo estético por cuanto nos facilita vernos en nuestra propia realidad, en ese abandono y soledad que hemos construido entre todos.  Una novela bien escrita, con las palabras exactas y precisas, con las figuras literarias estrictas y con ese sentido humano y humanista que nos permite entrever una esperanza en el corazón de los hombres.

Comentarios

Comentarios