Familia reclama atención digna a Emssanar

Por: Kelly Johana Córdoba

Pido un permisito para interrumpirles sus eternos debates políticos, pero este es un caso de Mocoa y de pronto les interese saber lo que están padeciendo nuestros vecinos, después de la tragedia ocurrida la noche del 31 de marzo de 2017.

Leonel Córdoba, ese humilde y trabajador vecino de Mocoa que muchos conocemos, residente del barrio los Pinos, hoy padece una situación crítica por lo que pido unirnos en solidaridad con él y su familia. Leonel, a quien en la noche del 31 de marzo la avalancha le arrebató a sus dos hijos y a su esposa, hoy se encuentra recluido en una clínica en Cali bajo un pronóstico crítico, luego de verse sometido al paseo de la muerte, producto de este sistema de salud impuesto en Colombia hace algunos años con las EPS, en la cual se incluye la empresa Emssanar Contributivo.

De este modo, a continuación se expone el caso de Leonel, quien fue remitido de Mocoa a Pasto, y posteriormente a su casa, sin una solución a su enfermedad; sino con las palabras de su médico, “vuelva en un año”.

Posteriormente, una vez recaída su salud lo remitieron nuevamente de Mocoa a Pasto y de allí a Cali. Por su delicado estado de salud, los especialistas en Pasto lo remitieron a un hospital de cuarto nivel, con la recomendación que debía ser transportado a través de una ambulancia aérea, lo cual no se tuvo en cuenta, pues al final fue trasladado por tierra, y peor aún, está siendo atendido en un hospital de tercer nivel.

Hoy, ya más de 10 días y mientras la salud de Leonel recae cada vez más, Emssanar no responde eficazmente a su tratamiento, violando así su derecho a la vida y a la salud. Su familia, sus hermanas, la señora Amparo Córdoba, y quienes luchan con él en Cali han tenido que recurrir a protestas pacíficas y a tutelas exigiendo a Emssanar el trato digno que como ser humano merece.

Solidaricémonos con la familia Córdoba, quien hace poco sufrió también la pérdida de su padre.

Comentarios

Comentarios