Fiscalía acusó formalmente al gobernador Camilo Romero por contratación irregular

Ante la corte suprema de justicia, la fiscalía general de la nación acusó formalmente al gobernador de Nariño, Camilo Romero, por las presuntas inconsistencias detectadas en las condiciones para la comercialización de aguardiante Nariño, que se fijaron mediante decreto el 24 de agosto de 2016.

Por dicho contrato cuyo costo fue de dieciocho mil millones de pesos ($18.000’000.000), también fue acusado el gobernador encargado para la época, Mario Fernando Benavides.

Ambos irán a juicio por su posible responsabilidad en los delitos de contrato sin requisitos legales, interés indebido en la celebración de contrato, falsedad material en documento público, falsedad ideológica en documento público y asociación para cometer delito contra la administración pública.

Comentarios

Comentarios