publicidad

Gobierno abierto: poder de vuelta a la ciudadanía en Colombia

Por: Xiomara Acevedo, Diego Orozco, y Estevan Marin.

Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia capítulo Colombia.

América Latina es una región megadiversa ecosistémica y culturalmente pero con democracias frágiles que nos dejan entrever sobre el reto que representa fortalecer una cultura política y convertir en atractivo la participación ciudadana en donde la frase “el/ella representan más de lo mismo” es una constante. Los niveles de corrupción medidos por el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional registran cada año la permanencia y aumento de esta problemática en los estados de la región. Asimismo los bajos niveles de participación ciudadana y de engagement entre los actores de la sociedad y el gobierno, da pie a fomentar estados “inertes” y verticales. Innovar en política se convierte en una casi que obligación para ganar la confianza perdida por parte de una ciudadanía que demanda al actuar estatal estar cerca y seguir sus lineamientos desde el territorio.

En Colombia, la considerada democracia más antigua de la región, la corrupción actúa bajo métodos de “fina precisión”. En el país cada vez se hacen más recurrentes situaciones en las cuales los entes de control son instrumentalizados por partidos políticos para perseguir a quienes tienen maneras diferentes concebir y ejercer lo público, para la muestra el conocido caso del Exalcalde de Bogotá perseguido por la Procuraduría de Alejandro Ordoñez, y recientemente sancionado por una Superintendencia adscrita al partido Cambio Radical; de igual manera, en la historia reciente tenemos el hecho de la imposición de una medida cautelar de embargo sobre los bienes  Exgobernador y Candidato Presidencial Colombiano Sergio Fajardo, por parte del Contralor General del Departamento de Antioquia también Contralor miembro del Partido Cambio Radical del Candidato Vargas lleras, el mismo Contralor que también acaban de anunciar será investigado por la Procuraduría general de la Nación por allegar a su currículum un diploma de doctorado Falso.

Proponer alternativas de gobiernos locales que representen y materialicen la filosofía de gobiernos para y con la gente es consecuente con la realidad local y territorial, una realidad muy distinta a la que legisla y gobierna desde la capital. Pensar y actuar en innovación social, cambio climático, apertura de datos y en economía colaborativa puede ser un “coctel” que para la política tradicional sabe algo incómodo y que se evidencia en persecución política como quedó demostrado el día 02 de octubre de 2017 cuando la Fiscalía General de la Nación por medio de su red social Twitter anunció que desarrollaría audiencia de formulación de imputación para atribuirle al Gobernador del Departamento de Nariño, Camilo Romero, por la presunta comisión de las conductas punibles de falsedad ideológica en documento público, peculado por apropiación en favor de terceros, interés indebido en la celebración de contratos, contrato sin cumplimiento de requisitos legales y revelación de secreto.

Los hechos que motivan la imputación anunciada, refieren a la adjudicación de un contrato de distribución de licores en el marco del monopolio rentístico que la Constitución y la ley han desarrollado en favor de los departamentos como Entidades territoriales. Bajo el mismo marco se profirió una ordenanza departamental que reglamentó el procedimiento de adjudicación del contrato de distribución de licores. Así las cosas, desde la expedición de esta reglamentación en el 2002 se ha venido desarrollando el mismo procedimiento de adjudicación gobierno tras gobierno, año tras año y solo hasta hoy, la Fiscalía halla supuestas anomalías en dicha dinámica de contratación…

Sin embargo, en el Sur de Colombia se gesta un nuevo gobierno con dinámicas y ambientes habilitantes para que la ciudadanía co-gobierne con el Estado. En Nariño el “Corazón del Mundo” su gobernador Camilo Romero ha edificado su gobierno sobre los pilares del Gobierno abierto, economía colaborativa, innovación social y el crecimiento verde expresándose esto en una democratización de los recursos públicos, por medio de convocatorias públicas para el acceso y ejecución de proyectos por parte de la ciudadanía y sectores del departamento, y en los “Gana Municipales” una estrategia de distribución de Regalías provenientes de las rentas nacionales siendo estos encuentros ciudadanos de deliberación donde democráticamente decide la comunidad de un pueblo en qué quiere que se inviertan los recursos de regalías en sus municipios (Democracia Participativa permanente). También el ambiente adquirió una relevancia especial en el departamento y bajo este gobierno se construyen políticas públicas pioneras que reconocen la acción climática, la defensa y autogestión comunitaria de los recursos hídricos y la protección y bienestar animal como esenciales para el desarrollo humano.

El Gobernador Camilo Romero ha sido enfático en que ejercerá su derecho fundamental a la defensa, y esperamos hayan las garantías necesarias ante el poder Judicial, de manera que se permita el esclarecimiento por parte de un Juez de la República mediante el proceso penal que iniciará a finales de este mes.

En Nariño se ha materializado la filosofía del gobierno abierto y se han desarrollado 13 herramientas participativas para que los ciudadanos ejerzan el diseño, formulación, monitoreo, reporte y veeduría de los planes, programas y proyectos que tienen lugar en el departamento. Las herramientas están al servicio de todos en la página http://gana.xn--nario-rta.gov.co/, y de hecho serán presentadas en la Cumbre de Gobierno Abierto de las Américas que tendrá lugar en Buenos Aires – Argentina este mes.

Como ciudadanos elevamos nuestra voz ante las comunidades de diferentes latitudes de este planeta. Colombia atraviesa por momentos en los cuales las instituciones han sido raptadas por la corrupción  que pretende hacer parecer que todos los que están en el ejercicio político son iguales y que no hay alternativa y así profundizar la crisis institucional que vive el estado y que se evidencia en el auge de candidaturas inscritas por firmas, para hacerle el quite a la imagen negativa y el descrédito que tiene entre la ciudadanía decente la política tradicional reprimiendo nuevas filosofías de gobernar fundamentadas en la voluntad política, en innovar y en gobernar obedeciendo a las prioridades de las comunidades y del pueblo. Si se pretende la construcción de una paz estable y duradera necesariamente se debe partir del respeto a la pluralidad humana y sus manifestaciones políticas en el arte de gobernar.

Comentarios

Comentarios