Gracias querida Ipiales.

Duele el corazón despedirse de Ipiales con un empate a 3 y contra Rionegro, no obstante, quedó demostrado y sentenciado, que la segunda casa de nuestro amado Deportivo Pasto será siempre en la ciudad de las nubes verdes.

Por lo menos, todas las generaciones directivas venideras en el Tricolor, ya no tendrán que romperse el coco para decidir en dónde jugar si el equipo debe volver a salir del Libertad, esperemos que esto no suceda, pero quedó lista la segunda casa del volcánico.

Gracias Ipiales, gracias a los nuevos hinchas de la ciudad fronteriza, gracias a todos los que aportaron para que el escenario deportivo siempre esté a la altura. El Deportivo Pasto unió nuevamente a la región, no lo olvidemos… todos somos Nariño.

Los partidos del Pasto en Ipiales motivaron a muchos a viajar y se convirtieron en paseos de fines de semana, como debe ser: fútbol en familia y amigos; muchos se trasladaron con anticipación a la hora del partido para aprovechar y deleitarse con los helados de la 20 de Julio o con el hornado afuera del Éxito o con las famosas salchichas picantes o un cuycito en El Charco o los helados en San Juan o la parada obligatoria en El Pedregal para los LP, en fin, con todo lo que esa bella tierra del sur nos entrega siempre.

Pasando a lo deportivo, pues muy mal, porque dejamos escapar la entrada a los ocho, y aunque hay chance, pero lo veo difícil, clasificar a copa Sudamericana. No puede darse que un equipo, el cual va a representar al fútbol colombiano en Suramérica, pretenda entrar haciendo solo un excelente semestre, en el sistema de nuestro campeonato, exige ser sobresaliente en el año.

Sin embargo, como esto no se da todos los días con nuestro amado Deportivo Pasto, debemos ser agradecidos por ese excelente primer semestre; volver a ver tan cerca la segunda estrella, reanimó la alegría y el amor del corazón pastuso que tanto lo necesita.

Ahora, esperar ganarle al América en Cali y que se nos den los resultados para ir a Copa Sudamericana, ojalá, y si bien hay que dejarlo trabajar al profe Zambrano, veo a un Pasto muy tenue en ataque y deficiente en defensa, pero bueno, esos análisis no son de estas líneas.

De nuevo, GRACIAS AL CORAZÓN IPIALEÑO.

Posdata: esta despedida solo tiene validez, si cumplen con la entrega del Libertad tal y como lo han dicho.

Comentarios

Comentarios