Harold Guerrero no será candidato a la alcaldía de Pasto

A través del siguiente comunicado, el exalcalde de Pasto ha manifestado que no será candidato a la alcaldía de Pasto. Igualmente, realizó una dura crítica a la presente administración municipal.

Comunicado.

En las últimas semanas he recibido innumerables saludos, mensajes y llamadas de amigos, conocidos, y ciudadanos de Pasto en general, que me han pedido postular mi nombre nuevamente como candidato a la alcaldía de Pasto, para las elecciones a desarrollarse en octubre del año en curso.

Lo anterior me lleva, como respuesta a todas esas solicitudes y llamadas, a asumir una posición clara sobre la realidad y el futuro próximo del Municipio:

  • Debo comenzar diciendo que veo con preocupación el deterioro de la ciudad en temas como seguridad, empleo, y espacio público.
  • Veo con preocupación la falta de nuevos proyectos que impulsen el desarrollo, y la deficiente gestión para atraer recursos del gobierno nacional.
  • Veo con preocupación el comportamiento fiscal e institucional de la ciudad. Al próximo alcalde le tocará una olla raspada y un terreno árido en cuanto a proyectos estructurados. Al municipio lo dejan con más deudas y menos posibilidad de recursos propios.
  • Veo con preocupación la parcelación de la administración municipal, en la que cada secretaría y entidad descentralizada responde a sus propias lógicas e intereses, y no a los de la comunidad.
  • Veo con preocupación el descuido en temas ambientales, como el deterioro de la cuenca del Río Pasto. La deforestación de los bosques que nos dan el agua.

Debo decir que he sido respetuoso y prudente de no abusar de la crítica en estos tres años, de “dejar gobernar”, bajo la premisa que, si a la administración le va bien, a todos nos va bien. Sin embargo, es tiempo de sacar algunas conclusiones y pensar en lo que la ciudad requiere para los próximos 4 años:

  • Ha quedado demostrado que una cosa es prometer castillos en el aire en campaña, y otra, muy distinta, gobernar. Lo que le conviene a la ciudad es un gobierno de líneas y políticas claras, serias y ejecutables.
  • En 2015 entregamos a la ciudad un Plan de Acción con perspectiva de sostenibilidad con miras a 2039, cuando la ciudad cumplirá 500 años. También logramos expedir un Plan de Ordenamiento Territorial que promueve una ciudad eficiente, compacta, integrada con su estructura ecológica, y responsable en materia ambiental y alimentaria. Estoy convencido de que esos principios deben ser defendidos y recuperados.
  • Se ha comprobado que la ciudad requiere ser liderada por un gerente, que tenga experiencia en administrar, con visión de futuro. Una cosa es hacer oposición, ser un crítico de oficio, y otra muy distinta es liderar una ciudad capital que responde a las necesidades de alrededor de 450.000 habitantes.
  • La ciudad requiere un alcalde capaz de liderar empresas públicas bajo criterios de eficiencia y competitividad, y que cobren tarifas justas a los usuarios. El tiempo ha dejado claro que la mentira de la privatización de EMPOPASTO fue un engaño electoral y un distractor, y que los promotores de la mentira fueron políticos tradicionales que tomaron la empresa como fortín burocrático, lo que ha obligado a subir las tarifas de manera antitécnica y afectando a los usuarios.
  • Estoy convencido de que la ciudad requiere una opción frente a la continuidad de políticas actuales, miopes en la gestión del desarrollo y proclives al populismo. Veo varios candidatos que se hacen llamar “alternativos” cuando lo que representan es la continuidad. Elegirlos sería elegir 4 años de extensión del alcalde actual. Bajo el eslogan de “alternativos” pretenden ocultar lo inocultable: son los mismos que han estado en el poder los últimos años con pobres resultados. Creo que la ciudadanía de Pasto debe estar atenta a no caer en ese engaño.

En suma, Pasto debe ser capaz de pensar en grande de nuevo, de retomar liderazgo en el contexto nacional y volver a ser un referente de buena gestión.

Amigos y amigas: Creo que el proyecto de ciudad debe ser superior a los individuos, y quiero convocar a que nos una esa visión de desarrollo. Siendo consecuente con ello, quiero comunicarles que he decidido NO ser candidato a la alcaldía de Pasto. Mi esfuerzo y apoyo se concentrarán en apoyar la propuesta que impulse el desarrollo sostenible, una administración moderna, que piense en grande, y que sea garantía de capacidad de gestión, y de cambio, según acabo de exponer.

Mi gratitud sincera a cada una de las personas que pensó en mi nombre para esa aspiración. Seguiré como ciudadano, empresario y hombre de gremio, trabajando para que nuestra ciudad crezca en oportunidades y desarrollo.

Gracias.

Comentarios

Comentarios