Identidad nariñense estará nuevamente en boca de Suramérica.

Se metieron con la generación que esperó siete años para volver a la Copa Sudamericana.

Sí, fue suficiente lo que hicimos en el semestre pasado para retornar a un torneo internacional. Felicitaciones a la nómina subcampeona y a los de este semestre que sumaron, poquito, pero sumaron lo suficiente para clasificar.

¿Ahora qué viene? Pues no esperar a que la junta directiva decida a cuáles jugadores trae para afrontar los campeonatos 2020, NO, nos toca es exigir, desde donde podamos, para que el señor presidente del Pasto vea que estamos encima de esto y no vamos a permitir un equipo de medio pelo, afrontando Sudamericana.

Es de aclarar que al pedir un buen equipo, con trabajo, basado en un equilibrio de táctica y estrategia y con un sistema difícil de descifrar, no quiero hacer entender que no nos puedan eliminar en la primera ronda o ya me crea campeón de algún torneo en el 2020, NO, tampoco, esto es un juego y todo puede pasar, el azar y la suerte desempeñan un papel preponderante en el fútbol. Lo que sí no debemos permitir, es que nos eliminen jugando mal, que se vea un equipo sin trabajo, un equipo que de vergüenza nacional. Eso es dar el papayaso para que en Colombia y en el mundo digan: claro, llegan esos equipitos chicos, que lo único que hacen es quitarle un cupo a un grande y vea esa presentación… eso no lo podemos hacer.

Nuestro equipo es embajador de nuestra identidad y con respeto a quien no esté de acuerdo, el volcánico es el mayor representante de nuestra cultura, por encima de carnavales y lo que usted quiera. Si no lo convenzo, solo respóndame o dígame: ¿con cuál emblema nariñense se habla en Colombia o Suramérica con la misma cobertura?, ¿qué puede ser más representativo de nuestra idiosincrasia que el equipo Tricolor? En artículos anteriores he hablado, incluso, de la ventana turística que brinda el D. Pasto cuando está en finales.

Por lo anterior, es que es tan importante dejar una buena imagen en la Sudamericana, así nos eliminen pronto; eso en el fútbol es bien visto, siempre y cuando veamos que las botas se las pusieron todos para hacer una buena presentación. Si deportivamente no lo logramos, sí podemos dejar buenos comentarios en Suramérica de esta tierrita hermosa que tanto lo necesita. Recuerden cuando FOX Sports vino, hablaron muy bien de la región, de su don de gentes y se entusiasmaron con nuestros paisajes y con la truchita de La Cocha, entre otros motivos maravillosos de Nariño.

En fin… estamos contentos, estamos felices, va a ser un buen diciembre, este año viejo hay que quemarlo y pedir por un año mejor o igual a este 2019, en lo que a Deportivo Pasto se refiere. Gócese las fiestas en paz, gócese a su familia, gócese a su tierra, deje a un lado el celular y conéctese con los seres vivientes que tiene a su lado. Si es creyente, pídale al Niño Dios por una Colombia mejor, pídale por unos gobernantes amorosos de la humanidad y no amorosos del dinero, pídale porque la gente se despolarice políticamente un poquito aunque sea, pídale por igualdad en todo sentido, pídale para que a los gobernantes se les baje ese ego y administren para la sociedad, pídale para que Sarmiento se convierta y piense en su pueblo. Pídale para que terminen pronto los retrasados proyectos de la doble calzada y el aeropuerto. Pídale para que nuestros congresistas y nuestros próximos gobernantes, hagan honor a su cargo y gobiernen… y como esto ya se puso pesado, mejor usted ya sabrá por qué más pedir.

Por supuesto, por nuestro amado Deportivo Pasto.

Posdata: Siga o no el técnico Zambrano, la mente de los directivos debe estar enfocada en darlo todo para dejar una buena imagen en la Sudamericana…

Comentarios

Comentarios