Joven promesa del deporte y líder social, Carlos Cuaspud, es “El Personaje 10 del día”

Esporádicamente surgen jóvenes cuyas realizaciones sobresalen en las comunidades donde viven. Es el caso del joven nariñense Carlos Cuaspud, campeón departamental de atletismo y líder de causas estudiantiles de gran carácter y aceptación social.

     Carlos Cuaspud tiene 17 años, nació en el Municipio de Pupiales, acaba de concluir sus estudios de bachillerato, es hijo de agricultores y cuenta con estupendas capacidades para las prácticas de fútbol y atletismo.

     Como deportista se ha coronado dos veces campeón departamental en el deporte base y se prepara para realizar pruebas con la Liga de Atletismo del Departamento de Nariño. Por estos días, supera una leve afección física que, sin embargo, no le impide adelantar sus prácticas regulares con miras a participar en campeonatos de carácter nacional.

     A este desempeño deportivo, Carlos suma un liderazgo que, el año pasado, lo hizo conocer al encabezar un proceso en defensa de los intereses del colegio donde cursaba sus estudios, ante el abuso de las autoridades de su municipio que pretendían violentar la infraestructura educativa con una obra de destinación comunitaria y que se encontraba fuera del marco legal para su adecuada construcción.

     En el hecho, Carlos demostró carácter, mucha madurez e inteligencia para exponer sus argumentos en defensa de lo que consideraba justo y ello le sirvió para ganar el respeto ciudadano y la admiración de sus coterráneos que valoraron la solvencia para que, a su temprana edad, pudiera defender lo que, desde su punto de vista, consideraba correcto.

     “Esa experiencia me sirvió para aprender a enfrentar dificultades y entendí que los que mandan tienen visiones oscuras que los ciegan y que, antes que los beneficios colectivos, les preocupa sus intereses individuales, sin importarles la voz de los ciudadanos”, afirma ahora con cierto escepticismo.

     Carlos desea continuar su formación académica ingresando a un programa de agronomía que le permita desarrollar su vocación agropecuaria. En ningún caso piensa dejar de lado sus prácticas deportivas y agrega que, “mi gran lección es que debemos defender nuestros derechos con respeto, pero sin miedo y siempre con la verdad como bandera”.

     Es así como Carlos, que hace parte de una familia humilde, tiene una hermana que es su compañera más cercana y con el talento deportivo que se refleja en su cuerpo elástico y delgado con dos piernas longilíneas que le permiten volar en las pistas, es ejemplo de metas claras y trabajo disciplinado para concretar lo que se quiere. Un ejemplo sí, para señoritas y jóvenes que, como él, enfrentan los primeros retos de su desarrollo personal.

Comentarios

Comentarios