La caries se debe controlar en casa

El correcto cepillado diario disminuye la necesidad de acudir al odontólogo y protege contra factores a los que están permanentemente expuestos los dientes, como caries, bacterias, ácidos y biopelículas potencialmente patológicas.

“Aunque el manejo de la caries se asocia solo con los odontólogos, a ellos se debe acudir para tratamientos operatorios y restauradores, pues la mayor responsabilidad recae sobre los individuos con los tratamientos no operatorios que deben ser permanentes, pues atacan la raíz del problema”.

Así lo afirma la doctora María Claudia Naranjo, profesora de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, líder del grupo de investigación de Cariología y defectos del desarrollo del esmalte.

“La caries es una enfermedad crónica que afecta a pacientes de todas las edades y es causada por dinámicas metabólicas que ocurren en la biopelícula que recubre el diente. La falta de higiene, en cualquier momento de la vida, favorece que las bacterias formen ácidos que dañan y causan disolución en el tejido dental alterando el equilibrio natural que existe en los dientes”, explica la docente.

Por ello se debe hablar de “control de caries” en vez de “prevención”, por medio de tratamientos no operatorios que son económicos y efectivos, en contraste con tratamientos operarios que son costosos y que, si se presenta un daño significativo, se asocian con una mayor probabilidad de pérdida de una pieza dental.

Entre las principales recomendaciones para mantener la armonía en la cavidad oral se encuentra un cepillado superior a dos minutos, mínimo dos veces al día, con cremas dentales fluoradas con una medida de entre 1.000 y 1.500 ppm (partes por millón de flúor). En caso extremo de no poder cepillarse después de las comidas, se aconseja comer un dulce junto con la ingesta de alimentos para estimular la producción de saliva, sin que esto se convierta en hábito.

También se recomienda el uso apropiado de seda dental o las diferentes herramientas que cumplen la misma función; por otro lado, el uso de enjuague siempre es útil si se quiere adicionar, pero nunca reemplaza el cepillado.

Como medidas generales –o específicas en casos avanzados– es recomendable hacer cambios en la dieta que disminuyan los carbohidratos fermentables a cuatro diarios y controles como la limitación de ingesta de alimentos a máximo seis en el día, incluyendo bebidas entre comidas pero discriminando el consumo de agua. Así mismo, se sugiere evitar comidas azucaradas antes de dormir.

Las señales de alerta son la inflamación en las encías, que indican que las lesiones están activas, y manchas blancas en la superficie del diente, en especial en las zonas cercanas a las encías.

“Conocemos la dificultad, las restricciones y los riesgos de asistir actualmente al odontólogo, por lo que hay rutinas que se pueden y se deben hacer en casa para minimizar la necesidad de asistir al odontólogo”, agrega la doctora Naranjo.

Extensión en el tiempo

La caries se extiende con el tiempo y la recuperación es directamente proporcional al daño causado.

En la primera y segunda semana de acumulación de biopelícula, solo se causará una lesión subclínica sin manifestaciones visibles. Durante la tercera semana aparece una tenue mancha sobre el esmalte, la cual es medianamente observable debido a su alta opacidad.

Si continúa, al finalizar la tercera e iniciar la cuarta semana será una mancha blanca que se puede ver a simple vista y con una mayor profundidad histológica. Después de un mes, ya se empieza a hablar de la destrucción de la cavidad del diente.

La caries no es una enfermedad infecciosa ni contagiosa, se produce por bacterias endógenas y su aparición depende totalmente de los hábitos de higiene y dieta; y aunque pareciera bastante sencillo mantenerlos, casi toda la población nacional y mundial tiene historial de caries dental.

En Colombia, aunque en el transcurso de los últimos 49 años han disminuido las enfermedades bucales y la caries, ha aumentado tanto la atención médica como la pérdida de dientes.

La caries es la enfermedad crónica más común del mundo. Según el Consejo de Dentistas, existen 3.054 millones de pacientes no tratados, tanto en dentición temporal como permanente.

Comentarios

Comentarios