“La ciencia debe ser asequible en todas partes del mundo”

Así lo advirtió el científico Manuel Elkin Patarroyo al inaugurar la Cátedra Saberes con Sabor que organizan la Vicerrectoría de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín y la Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.

Hacer “agradable” e importante el conocimiento es clave para transmitir la ciencia, la cual “debe ser asequible a todos en todas partes del mundo”, afirma el investigador.

Según su punto de vista, la barrera en Colombia es la dirigencia empresarial, dado que no quiere entender que los países se desarrollan basados en la educación, la investigación científica y tecnológica, y la innovación.

En 1994 el doctor Patarroyo formó parte de los 10 integrantes de la Misión de Sabios que delegó el entonces presidente César Gaviria para reflexionar sobre la Colombia del futuro. En ella se expuso la necesidad de contar con 25.000 doctores en todas las disciplinas. Sin embargo hoy los expertos solo llegan a cerca de 3.800.

La labor de los científicos es resolver problemas en beneficio de la comunidad, advierte al referirse al perfeccionamiento de la vacuna contra la malaria, enfermedad aguda como el ébola o el zika, y causada por un parásito.

Vacuna casi lista

“La primera vacuna que desarrollamos hace 31 años protegió entre el 20 y el 40 % de la gente vacunada, y tenía cuatro componentes. Luego nos dedicamos a buscar los que hacían falta y encontramos que con 35 más se puede llegar a una vacuna casi 100 % efectiva”, afirma.

Con estos se han realizado mezclas de manera escalonada y en 2013 se logró una de 24 componentes capaz de proteger el 78,2 %, recordó. Ahora le apunta a una que logre el 96,6 % de protección, que espera tener lista a final de este año o a comienzos de 2019. Es “lo que queremos entregarle a la humanidad en nombre de Colombia”, señala.

Explica que la edad ideal para aplicar la vacuna es a los nueve meses de nacimiento, dado que antes el sistema inmunitario no está bien desarrollado. “Sabemos que los anticuerpos contra esta vacuna atraviesan la placenta y los que la madre le transfiere al hijo duran por lo menos seis meses, de manera que el niño estaría protegido hasta esa edad”, expone.

El científico agrega que actualmente la vacuna contra la malaria requiere de dos dosis, pero se está explorando la manera de llevarla solo a una.

En 2016, afirma, 214 millones de personas sufrieron de malaria en el mundo; en Colombia la población afectada osciló entre 120.000 y 150.000. Teniendo en cuenta estas cifras, llama la atención acerca de que la salud pública necesita mayor cobertura y mejor atención.

“Si nuestros países no le aportan a la investigación, al desarrollo tecnológico y a la innovación estamos muertos, porque tendremos que comprar siempre las soluciones que podemos generar, y los otros ponen el precio que deseen”, concluye.

(Por: Fin/KAGG/MLA/LOF)

Comentarios

Comentarios