La Fiscalía y El Departamento de Estado Norteamericano contra la paz de Colombia

 

Por: Arturo Prado Lima

 

Entrevista con Francisco González, ex comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC

El excomandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, Jesús Santrich, fue capturado hace un mes por unidades de la Fiscalía colombiana en cumplimiento de una orden emitida por el Departamento de Estado de EEUU, acusado de intentar transportar 50 toneladas de cocaína hacia los Estados Unidos. Según Francisco González, excomandante del 29 Frente de las FARC, todo es un montaje cuyo único fin es torpedear el incipiente proceso de paz en Colombia. Santrich, quien se declaró inocente, comenzó una huelga de hambre desde el principio de su detención y hoy está a punto de morir.

Iván Márquez, uno de los principales negociadores del acuerdo de paz en La Habana, Cuba, ha advertido que si muere Jesús Santrich, se acaba el acuerdo de paz.

Rigoberta Manchú, premio Nobel de Paz, José Mujica, expresidente de Uruguay, diversas organizaciones humanitarias en el mundo entero y el propio Iván Márquez hacen ingentes esfuerzos porque Santrich suspenda la huelga de hambre o que la Fiscalía colombiana o el Departamento de Estado Norteamericano presente pruebas concretas, algo que a un mes de la detención del ex comandante aún no lo ha hecho.

Francisco González, quien me ha concedido esta entrevista, cree que el Departamento de Estado tiene aún dos meses legales para presentar las pruebas, pero Santrich ya no estará para ese momento, habrá muerto, y quizás el proceso de paz también.

Pregunta Arturo Prado Lima: ¿Cuál es realmente el estado del acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y las FARC?

Respuesta del ex comandante Francisco: Es verdad que hay muchos enemigos que están torpedeando el Proceso de Paz en Colombia. Pero también hay muchos aspectos positivos, y son más estos últimos que los negativos. Tenemos fortalezas tales como la concentración de nuestras fuerzas, presencia ciudadana y el nacimiento de nuestro partido político. Eso sí, en todos los aspectos nos falta mucho.

APL: ¿Esos aspectos positivos se verían opacados por los últimos acontecimientos desatados por la orden de extradición de la justicia norteamericana contra un ex comandante de las FARC? ¿Hay miedo en los desmovilizados?

Francisco: El miedo es un aspecto que tenemos que vencer con la ayuda de la fuerza internacional, la movilización ciudadana y nuestra fuerza interna ya que el proceso de paz es vital para mejorar la convivencia entre los colombianos.

Lo de Santrich es un montaje del Fiscal General de Colombia que está chantajeando al pueblo imponiendo criterios de justicia absolutamente irrisorios. Por ejemplo: en el caso de Santrich ni siquiera existe una acusación real. Los abogados ni siquiera pueden entrar a debatir el caso porque no hay una acusación real.

APL: ¿Hay temor a posibles deserciones en sus fuerzas, incluso de sus dirigentes?

Francisco: Si. Hay temor. Iván Márquez se fue a una zona veredal, sitio donde acampan los antiguos guerrilleros a la espera de la inauguración del Tribunal Especial de Justicia (transicional). Iván fue uno de los negociadores principales de La Habana e iba a ocupar un puesto en el Senado de la República por el partido político Farc (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común), y está a la espera de cuál es el resultado del caso Santrich, y en espera también, de cuál es la decisión de la justicia Colombiana en cuanto a respetar las garantías jurídicas derivadas de la firma de los acuerdos de paz para que los ex combatientes se sientan seguros en cuanto al futuro del proceso.

APL: Por ahora, ¿cuál es la preocupación fundamental?

Francisco: Por ahora lo básico y fundamental es que el gobierno colombiano firmó unos acuerdos de paz. Esos acuerdos son un Tratado de fin de la guerra, es el fin de un conflicto de más de 53 años. Ese tratado debe cumplirse porque se hizo sobre la base de la confianza entre el Estado y los insurrectos. Y para que el fin del conflicto sea efectivo, ese Tratado también incluyó la solución de las causas que generaron la guerra.

APL: Qué posibilidades hay que Santrich sobreviva?

Francisco: Santrich nos causa mucho temor. Primero, porque su salud naturalmente, ya estaba mermada, y ahora sometido a esa hambruna, sus defensas disminuyen rápidamente y puede morir.  Nos preocupa sobre manera que el Departamento de Estado Norteamericano tenga aun 2 meses para darle largas legales; ese tiempo no va a alcanzar para que en un estado natural y normal Santrich pueda recuperarse y es posible que manipulen ese tiempo para que muera.

APL: Y el Tribunal de Justicia Especial para la Paz, que sería el encargado de juzgar a quienes firmaron el acuerdo de paz de La Habana, no tiene herramientas para tomar el caso en sus manos y darle el tratamiento adecuado?

Francisco: El problema es que no sabemos de qué se le acusa. El Fiscal dice que tiene unas grabaciones en que Santrich se compromete en negocios de narcotráfico, y  sobre esas supuestas grabaciones es con lo que pretenden acusarlo. Pero hicieron las cuentas mal, absolutamente increíbles y llegaron a decir que Santrich pretendía enviar 50 toneladas de droga a los Estado Unidos. Pero en realidad no tienen nada que sustente eso.

La Justicia Especial para la Paz necesita esas pruebas para determinar lo que pasa, verificar pruebas fechas, etc.

APL: En definitiva, ¿cuál es el estado de salud del proceso de paz?

Francisco: Las últimas decisiones del Fiscal General han generado una enorme desconfianza e inseguridad en los combatientes que firmaron el acuerdo de paz, preocupación por su continuidad y por la capacidad de saboteo que está generando el Fiscal  en estos momentos. También hay una enorme inquietud por saber quién o quiénes puedan poner freno a este comportamiento errático del Fiscal General y del Departamento de Estado Norteamericano.

@arturopradolima

Comentarios

Comentarios