La movilidad en Pasto. No es suficiente la planificación.

Por: Mario Cepeda Bravo

“Caminar es la forma más modesta, y la forma más hermosa de reclamar el mundo” Lucía Ortíz

En el presente escrito se pretende evidenciar una crítica al modelo tradicional de planificación, se resalta al sector de movilidad como unos de los ejes centrales de construcción de ciudad  incluyente y diversa, y finalmente se hace referencia de forma concreta a la ciudad de Pasto, en dónde no es suficiente una excelente planificación.

El reto actual de la planificación y la formulación de proyectos urbanos es construir ciudades sustentables, no de propiedad exclusiva de los tecnócratas, sino de los ciudadanos que conocen sus espacios, sus calles y sus andenes. Es fundamental la crítica de Jacobs (1961), al modelo tradicional de planificación, en donde se diseña  desde arriba y sin tener en cuenta las diferentes realidades que vive la población, en donde se puede limitar, constreñir y reprimir la vida de las personas. También puede pasar que se construya una ciudad a partir de un proyecto utópico de transformar la sociedad. En donde se niega las condiciones sociales existentes de la mayoría de los grandes centros urbanos- Algo así cómo construir una ciudad para la ciudad y no para los ciudadanos, cuestión criticada por Holston, (1989).

En Colombia, son las instituciones o normas las que establecen condiciones y límites para la toma de decisiones frente a la planificación. El artículo 24 de la Constitución política establece, frente a la movilidad, que el Estado tiene el deber de proteger a quienes circulan en condiciones de vulnerabilidad (los discapacitados, los peatones, los ciclistas), y de garantizar la conservación del medio ambiente y el uso adecuado del espacio público.  Además, la ciudadanía, actualmente, reclama las calles como espacios para vivir. Las calles para el peatón y para el ciclista.  Con el fomento de la movilidad no motorizada se pretende mejorar la calidad de vida de los habitantes de las ciudades, disminuyendo el impacto ambiental.

Los planificadores deben tener la capacidad de entender que la movilidad va más allá de medir los tiempos de los recorridos y la concentración, y que una pobre conectividad afecta los esfuerzos de la prosperidad. Cuestión que obliga a pensar en una articulación necesaria entre el modelo de ciudad que se plantea, las acciones o proyectos a adelantar y su relación con elementos como la sostenibilidad ambiental, calidad de vida y equidad e inclusión social. Esto con el fin de construir un proyecto de ciudad complejo y conforme a las necesidades de los ciudadanos. La ciudad es el principal proyecto.

Las calles, como espacios públicos, deben ser entendidas como espacios de integración y vida, las cuales ya son reclamadas por la ciudadanía, con el fin de lograr condiciones de bienestar y de desarrollo sostenible. Para ello se necesitan políticas, leyes, instituciones y una regulación para ir promoviendo este tipo de perspectiva, tan necesaria para las sociedades actuales.

Una ciudad pensada para el automóvil conlleva a demostrar que no existen los recursos suficientes, ni el espacio, ni la energía, que reduzca los accidentes, la congestión o el deterioro ambiental. Es más, el automóvil no es la solución a los graves problemas de transporte urbano que se viven actualmente en muchas ciudades intermedias del país, ya que éste no puede satisfacer las demandas de viaje de toda una ciudad ni mucho menos resolver los conflictos de tránsito, sin embargo si son causantes de consumir gran cantidad de espacio y de producir grandes emisiones de contaminantes.

La movilidad en el municipio de Pasto actualmente se ha visto afectada por el deterioro de las vías y por el aumento en la cantidad de vehículos, especialmente el aumento de motocicletas en más de un 300% en entre los año 2013 y 2015, aumentando con esto la tasa de accidentalidad, en dónde hay un incremento  cerca del 40% en morbilidad por accidente vial. Esto se adjudica a la falta de cultura ciudadana y seguimiento de normas de seguridad vial.

Lo anterior muestra  una fuerte presencia del sector automotor como medio de  transporte, pasando a desplazar  el transporte público y alternativo (caminar y uso de bicicleta). Igualmente, se evidencia un fuerte crecimiento en el transporte informal, principalmente en mototaxis. Este uso de los servicios públicos representa un 31% de los usuarios, que corresponde a 16% moto taxi y 15% taxi colectivo que en conjunto representan el 24% de los viajes totales de la ciudad, según datos planteados en el Plan de Acción Pasto 2038.

Adicionalmente, se evidencia que Pasto no ha contado con un modelo planificado de desarrollo urbano. Existe una constante congestión vehicular debido a falta de cultura vial, estacionamiento en lugares prohibidos  y saturación e insuficiencia de la malla vial urbana. Se identifica una falta de política de incentivo al uso de transporte público y alternativo (peatonalización y bicicleta), de hecho, además de la falta de incentivos, existe un grave problema de invasión del espacio público por parte de la economía informal que hace que  los peatones se vean obligados a transitar por las vías vehiculares poniendo en riesgo su vida.

Es por esto que el Plan de Desarrollo Municipal 2016 – 2019 Pasto Educado Constructor de Paz que contiene la política de gobierno de Movilidad de Pasto, se define con el interés de solucionar los problemas antes mencionados bajo una premisa de inclusión social, y procura entender la movilidad como un concepto que va más allá del transporte vial. Valga la pena resaltar que este Plan de Desarrollo fue reconocido por el Departamento de nacional de Planeación, como el mejor plan en la categoría Desarrollo Robusto, por su amplia  participación ciudadana en su construcción, más de 8mil personas,  la aplicación de herramientas pertinentes, sus alcances en materia de contribuir al cierre de brechas y su apuesta por la construcción de escenarios de paz.

El sistema de movilidad y transporte que se propone en este Plan está enfocado en generar impacto en la seguridad en la movilidad, especialmente en la seguridad vial, esto por medio de una modernización administrativa y tecnológica. Asimismo, incentivar el transporte público y alternativo, con énfasis en el uso de la bicicleta.

La política de movilidad de Pasto, expuesta en el Plan de Desarrollo, está dividida en dos componentes principales el Programa de Seguridad Vial y Movilidad y el Plan Maestro de Movilidad  y Espacio Público. El Programa de Seguridad Vial está enfocado en la disminución de la accidentalidad, morbilidad y mortalidad, a través del aumento de la cultura vial, por medio de capacitaciones, sensibilización y socialización del problema. Busca darle prioridad a los medios de transporte alternativo, pero también entiende la situación actual del aumento del parque automotor de motos y su influencia en la economía del Municipio y busca proteger y respetar los derechos de los motociclistas.

Asimismo, se encuentra el Plan Maestro de Movilidad y Espacio Público, tal como se define en el Plan de Desarrollo:

“trazará una política municipal de movilidad; orientada a lograr un   transporte urbano regional de personas y cargas, de carácter integrado, eficiente, competitivo y ambientalmente sostenible, en operación sobre una red jerarquizada, sumado a una regulación del tráfico, en función de los medios de transporte que la utilicen, incluido medios alternativos como los desplazamientos peatonales, en bicicleta o en otros medios no contaminantes, así como la regulación de los estacionamientos, con el fin de corregir los problemas que actualmente se presentan en materia de movilidad” (Plan de Desarrollo Pasto, 2016, Artículo 61).

La política incluye los elementos a continuación:

  • Intervención en el Centro histórico, bajo el Plan Especial de Manejo y Protección del Centro Histórico.
  • Rehabilitación y mantenimiento de infraestructura vial (intervención de 43 km.).
  • Compra de predios para la construcción de obras de movilidad en carrera 27 sector central, occidental y oriental, carrera 19, intersección carrera 4, calle 12, calle 16 y calle 18.
  • Instalación de señalización.
  • Construcción de un Centro de Atención Municipal de Movilidad.
  • Compra de equipos para la administración y operación de la flota de transporte público.
  • Instalación de equipos de semaforización, para mejorar la movilidad. Incluye un centro de control integrado que será concebido como un centro de gestión de movilidad, que en un futuro también administrará el control de flota.

Lo anterior refuerza la idea de intervención pública con el fin de generar una ciudad más incluyente, sostenible y con una tendencia a promover el transporte público y alternativo. Desde una posición política por lo público y con la intención de generar espacios de integración y convivencia, la propuesta del municipio de Pasto, está encaminada a encarar el desafío del urbanismo más allá del tecnicismo, verticalidad y arbitrariedad. La participación ciudadana es fundamental para avanzar en la construcción de una ciudad en paz. Sin embargo, falta mayor compromiso y coordinación en la ejecución de lo establecido en el Plan de desarrollo. El gobierno local debe definir los conflictos internos que no permiten concretar las metas y los productos establecidos

Finalmente, es necesario señalar que no es suficiente adelantar una excelente planificación  y que esta sea reconocida, es fundamental ejecutar lo planificado, articular los equipos de trabajo de la administración municipal, mantener la voluntad política que garantice el interés general y hacer seguimiento detallado a los compromisos adquiridos por la alcaldía con la ciudadanía.

Referencias

Holston, J. 1989. The Modernist City: An Anthropological Critique of Brasilia. Chicago: Chicago University Press. _Capítulo 2. Blueprint Utopia, pp. 31-58_

Jacobs, J. 1961. The Death and Life of Great American Cities. New York: Vintage Books-Random House. Introduction (3-25); Cap. 18 (338-371); y Cap. 19 (372-391).

Salazar Ferro, José Bogotá: los planes y sus proyectos 1940-2000 DEARQ – Revista de Arquitectura / Journal of Architecture, núm. 1, 2008, pp. 4-15 Universidad de Los Andes Bogotá, Colombia

Plan de Ordenamiento Territorial  2015-2027 Pasto Territorio Con–Sentido

Plan de Desarrollo 2016-2018 Pasto educado constructor de paz

Comentarios

Comentarios