publicidad

La realidad colombiana imaginada

Por: Suang Moreno Gutiérrez

Imagínese que vive en un lugar donde la presencia del Estado es casi nula, imagine que tiene entre 5 y 7 hijos porque su cultura no conoce de métodos anticonceptivos, imagínese que quiere cultivar yuca pero esa yuca no la compran por lo que vale, imagínese que vive en un territorio rural, sin luz, agua potable, internet y dónde la educación para sus hijos llega hasta 4to de primaria, imagínese que no sabe leer y escribir, imagínese que es campesino, trabajador, pobre y muy honrado.

Ahora imagine que por 5Kl de coca sembrada le pagan 2.400.000 pesos, que esa plata la usa para enviar a sus hijos mayores a una escuela que queda a 3 horas de su casa, que los tiene cuidando con el amigo para que puedan estudiar en un colegio público grande en un corregimiento de un territorio fronterizo, imagine que usa ese dinero para comprar su alimentación y para sostener al resto de la familia. Imagine que le ofrecen para sustituir el cultivo de coca un subsidio sin capacitación para un proyecto agrícola productivo, imagine que mientras le dan lo del proyecto productivo recibe una mensualidad que no es ni la mitad de lo que le pagaban por sembrar coca, imagine que por más peces, marranos, vacas, yuca, piña y palma que siembre no hay una carretera que le permita sacar los productos que va a sembrar y que no va a poder venderlos para sostener a su familia y mandar a los pelados a que estudien hasta 11 grado. Imagine que a pesar de las promesas la energía eléctrica no llega, imagine que hace un PARO para que no le quiten el sustento de su familia (la coca) sin que las condiciones mínimas se garanticen, imagine que como la coca no paga impuestos no hay nada más rentable que su ilegalidad, imagine que el presidente gringo le dice a su presidente que lo va a joder por el aumento de cultivos mientras los gringos pagan millones de dólares por la droga que esa coca que UD siembra produce debido a los venenos que le ponen para transformarla, imagine que está ejerciendo su derecho a la movilización para exigir sus derecho a un trabajo, a alimentarse, a educar a sus hijos y a qué no le erradiquen sin cumplir.

 

Imagine que llega la fuerza pública asesina y deja heridos a sus compañeros, imagine que el gobierno del Nobel de paz sale a decir que UD y sus compañeros eran disidencias de las FARC.
Imagine que es colombiano y póngase en los zapatos del otro.

Eso fue lo que pasó mientras la selección Colombia no clasificó al mundial que es el problema más grande en su cabeza y para su patria desde ayer y en los titulares de los medios.

Eso es lo que pasa todos los días en el Catatumbo, Putumayo, Meta, Guaviare, Cauca, Nariño, en el Pacífico. Eso es lo que UD no entiende porque no conoce la Colombia profunda, porque anda pendiente de Maduro, Trump, Uribe, Maluma, la novela turca, la de traquetos, el mundial y el divorcio de James.

Comentarios

Comentarios