«La sustitución no ha fallado por falta de voluntad del Gobierno» Damir Bravo

Aunque el presidente Iván Duque está decidido a reanudar la fumigación con glifosato a los cultivos de coca y le ha metido el acelerador, el próximo año se encontrará con que los gobernadores de los tres departamentos con más coca están abiertamente en contra de esa estrategia.

En Nariño, de acuerdo a la Silla Vacía, respecto al candidato conservador a la gobernación, Damir Bravo, pese a que sus dos impulsores son congresistas conservadores que se han opuesto a los Acuerdos de Paz y son de la coalición del Gobierno que impulsa las fumigaciones con glifosato, el candidato ha rechazado esa medida por los daños que el químico genera a la salud y al medio ambiente. “Soy gobiernista y apoyo muchas iniciativas de Duque, pero la fumigación no”, le dijo a La Silla el candidato. Su propuesta es apostarle a la sustitución manual y voluntaria de cultivos, sobre todo, buscando que las comunidades transformen la materia prima en nuevos productos y se unan en una sola etiqueta “Marca Nariño” para así buscar mercados internacionales en Asia y Europa y garantizar que el campo sea competitivo. El candidato le dijo a La Silla que la sustitución no ha fallado por falta de voluntad del Gobierno, sino porque no hay una transformación de los productos y no tienen garantizada su comercialización. Además concibe la presencia de cultivos como un problema de salud pública mundial, que debe ser atendido en una alianza global entre el sector privado, cooperación internacional, local y nacional. El candidato está a favor de la erradicación forzada en grandes plantaciones en donde la sustitución falle.

Los demás candidatos a la gobernación de Nariño están en contra de la erradicación manual.

Aquí puede ver la nota completa. 

Comentarios

Comentarios