La Universidad Nacional sede Tumaco: presencia en la región del Pacífico Nariñense

Por: Herbert Giraldo Gómez.

Profesor Asociado, Universidad Nacional de Colombia

El Acuerdo 14 de 1997 del Consejo Superior Universitario (CSU) de la Universidad Nacional de Colombia (UNC) creó la Sede Tumaco (TPC) de la institución. Sin embargo solo hasta el año 2012 en el periodo rectoral de Moisés Wasserman se adquirió el predio de 44.7 ha ubicado en el km 30 de la carretera que de Tumaco conduce a Pasto.

En el año 2013, en la rectoría del Profesor Ignacio Mantilla Prada, se inició la construcción del primer edificio con destino al Centro de Estudios del Pacífico, el cual se inauguró en noviembre de 2014. Simultáneamente se realizó el primer proceso de admisión para el Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica, PEAMA, para esta sede. La acogida fue muy superior a lo estimado y 793 aspirantes se inscribieron para los 50 cupos posibles. El semestre siguiente los aspirantes sumaron 1583, cifras que indican claramente la sed de educación superior de calidad que tiene la región. Desde ese momento las cifras de aspirantes han crecido hasta un pico de 3082 aspirantes en la prueba realizada en octubre de 2017.

El PEAMA es un programa que permite la admisión para unas 75 carreras de las que ofrece la UN, donde los aspirantes de las regiones apartadas y vulnerables del país compiten entre ellos por los cupos que se autorizan en cada sede. En el caso particular de Tumaco, al iniciar el programa no se contaba con las ayudas tecnológicas utilizadas en Arauca, Leticia y San Andrés, por lo que se optó por un plan de presencial de los docentes. Esta variante de la forma, implicó un gran esfuerzo económico por parte de la UN y personal por parte de los docentes, pues se desplazan una semana al mes a Tumaco y deben reprogramar sus actividades en el departamento al cual están adscritos.

Esta variante generó algunas dudas iniciales, pero pronto mostró sus ventajas. El llevar profesores con alta formación y calidad (todos con maestría o doctorado) a acompañar la formación de estudiantes de muy alta capacidad como los admitidos en Tumaco, ha dado como resultado las menores tasas de deserción en sede alguna.

El proceso se surte de la siguiente manera: los cursos se imparten de forma intensiva en 4 periodos de una semana con 3 horas diarias de clase (en algunos casos 6 horas diarias 3 días). Un mes después se repite hasta culminar con 4 periodos semestrales que cubren la intensidad presencial de los créditos de la asignatura.

En los periodos entre clases (tres semanas) la UN ha implementado un programa de monitores de acompañamiento con estudiantes de últimos semestres o de posgrado de cada área. Es así como en estos 7 semestres unos 50 estudiantes de Bogotá, Manizales y Palmira han acompañado a los estudiantes de Tumaco en sus dos o tres primeras matrículas como monitores y auxiliares de curso. De esta forma, la presencia de la Universidad en Tumaco no solo implica la admisión de chicos de la región sino la presencia de estudiantes provenientes de todo el país en esta zona de la nación. Incluso, una estudiante oriunda de Arauca, admitida por el programa PEAMA en la Sede Orinoquía ha sido monitora en Tumaco. Posiblemente esta actividad de acompañamiento integral ha sido determinante para el éxito académico de la mayoría de los estudiantes admitidos por Tumaco.

Adicionalmente, durante los primeros 4 periodos académicos el curso de Taxonomía Animal de la Carrera de Biología de la Sede Bogotá realizó sus prácticas de campo en la región, con lo que más de 100 alumnos de pregrado y 25 de posgrado estuvieron en Tumaco y sus alrededores. En los próximos meses tendremos publicaciones producto de estas actividades que redundarán en el conocimiento de la biodiversidad local.

También los temas de paz han sido importantes. El Centro de Pensamiento y Acompañamiento a los Diálogos de Paz ha realizado junto con las directivas de la Sede, diversos talleres relativos a la implementación local de los Acuerdos de La Habana con participación de diversos estamentos regionales: desde autoridades civiles y militares hasta consejos comunales.

También a nivel de posgrado la Universidad ha incursionado en la región. Se ha concluido una cohorte de la Especialización en Cultivos Industriales, realizada con las Facultades de Ciencias Agrarias de Bogotá y Palmira, con lo que los primeros graduados en la Sede Tumaco obtuvieron su título correspondiente.

Son solo algunas muestras del liderazgo que la UNC ha logrado en la región y que generarán en el mediano plazo desarrollo humano y económico para toda la población. Hace falta mayor apoyo de los estamentos gubernamentales regionales y nacionales para ampliar la cobertura y brindar más oportunidades a estos talentosos jóvenes de la región, verdaderos pilos.

Comentarios

Comentarios