Líder social y político, Heraldo Romero, es El Personaje 10.

Heraldo Romero Sánchez (Ipiales, 9 de enero de 1948-Bogotá, D. C., 6 de septiembre de 1980) fue un abogado, líder cívico y popular colombiano. Fue dirigente estudiantil y político de izquierda en el departamento de Nariño, que se distinguió por su tenacidad y valor civil en la lucha pro-defensa de las clases menos validas de la región. También fue periodista, escritor, declamador, excelente orador y portador de una brillante inteligencia. Fue miembro del Comité Central a nivel nacional y Secretario General del Movimiento Obrero Independiente y Revolucionario(MOIR) en el departamento de Nariño.

Realizó sus estudios primarios en el Instituto Luna Zambrano, entidad educativa dirigida por Hermanos Maristas. Posteriormente, esta institución se nombró Colegio Champagnat, y fue ahí donde finalizó sus estudios secundarios en 1965.

En 1967 se radica en Bogotá donde estudia y obtiene su licencia como locutor radial, profesión que la ejerce durante algún tiempo en reconocidas emisoras tanto en la ciudad de Ipiales como en Pasto, capital del Nariño como abogado.

Estuvo casado con Gladis Vela Caviedes cuya unión matrimonial duró hasta agosto de 1978 (aproximadamente 8 años) y luego entabla relación con Fabiola Astaiza de la cual sobreviene su único hijo Heraldo Romero Astaiza distinguido artista y comunicador de la capital nariñense.

Heraldo fallece víctima de un cáncer en Bogotá el 6 de septiembre de 1980, cuando apenas contaba 32 años de edad. Su cadáver fue trasladado vía aérea a la ciudad de Pasto donde se le rindieron honores en el salón del concejo municipal y en el paraninfo de la Universidad de Nariño. Al día siguiente y en carroza fúnebre fue llevado a la ciudad de Ipiales vía terrestre distante 150 kilómetros del Aeropuerto Antonio Nariño, acompañado de una inmensa caravana de vehículos.

En su tierra natal y en medio de profundas demostraciones de dolor, su cadáver fue colocado en cámara ardiente en el salón de actos de la Escuela Tomás Arturo Sánchez (el sitio cubierto más grande de la ciudad en ese entonces) donde miles y miles de ciudadanos de Ipiales, de la región y de todo el país desfilaron frente al féretro con el fin de rendirle un sentido homenaje de cariño, admiración y agradecimiento. Previo a su entierro, se realizó una multitudinaria concentración en el Parque La Pola que era su escenario favorito, donde intervinieron varios oradores.

El pueblo de Nariño, nunca ha olvidado a Heraldo Romero Sánchez. Año tras año sus amigos y allegados le rinden sentidos homenajes y visitan su tumba. Los directivos, profesores y estudiantes de Pasto mediante una encuesta democrática, resolvieron rendirle homenaje a su memoria, denominando con su nombre a una de las Instituciones Educativas más importantes de la capital nariñense. En Ipiales también un barrio perteneciente a las clases populares, lleva su denominación. El Fondo Mixto de Cultura de Nariño patrocinó la realización de un documental denominado El Aroma del Alcanfor que recoge algunas vivencias de la lucha cívica de Heraldo en la ciudad de Ipiales.

Comentarios

Comentarios