Más de medio billón sin aprobar, y un poco más sin ejecutar.

En esta época electoral mucho se ha hablado sobre los recursos de regalías que la gobernación de Nariño no ha ejecutado. En los discursos de los candidatos y de algunos diputados existe una confusión sobre el valor exacto en la gestión de proyectos. Se debe señalar que una cosa es lo aprobado y otra lo ejecutado. Los  recursos ejecutados en Nariño son menores a los aprobados. Por ejemplo, el proyecto del potrerillo en Pasto está aprobado, pero no ha iniciado la ejecución.

Este ejercicio únicamente buscará precisar los valores de recursos no aprobados. Esto para generar consciencia frente al reto que deberá asumir el próximo mandatario seccional.

Conforme al Sistema General de Regalías-SGR-, la cifra exacta no aprobada por la Gobernación es de $526.380.806.693. Los recursos asignados al departamento fueron de $671.728.796.331. De estos se han aprobado, hasta el momento, $145.347.989.638.  Es decir sólo se ha aprobado el 21% de los recursos disponibles. Es posible que lo ejecutado únicamente llegue al 10 % del total de recursos del SGR.

Lo anterior deja estos interrogantes:

¿Qué falló en la aprobación de los proyectos?

¿Qué estrategia debería utilizar el próximo gobernador para aprobar los recursos?

¿Qué tipo de proyectos requiere el departamento de Nariño para generar desarrollo?

La debilidad en la gestión de los proyectos pudo deberse  a una falta de experiencia y liderazgo para la concreción de los recursos. No existió un plan de acción que permita aprobarlos. Tampoco se tomaron las decisiones administrativas correctas para la gestión departamental.

El próximo gobernador deberá establecer una estrategia concreta y real para aprobar los cerca de 2 billones de pesos que dispondrá en su mandato. Por esto, es necesario que los equipos de trabajo manejen muy bien esta fuente de financiación con el fin de optimizar su utilización. Se requiere un gerente de proyectos.

Finalmente, los proyectos deberían apuntar a disminuir las brechas sociales. La mayoría de municipios de la costa nariñense aún no cuenta con un sistema de acueducto. También se debe apostar a proyectos estratégicos para la región que generen un desarrollo territorial, pertinente y sustentable.

Comentarios

Comentarios