Nariño Biosonoro

Por: Alejandro Reyes.[1]

Cotidianamente como ciudadanos nos encontramos entre la incertidumbre y la indignación por impactos como la deforestación y los incendios forestales que por razones como el carboneo, la producción agrícola y pecuaria insostenible, entre otros vectores, ponen en jaque la estabilidad de ecosistemas estratégicos como los páramos, como ha sucedido en este mes de octubre y el pasado mes de agosto en municipios como Guachucal, Cumbal y Pasto.  Esta incertidumbre e indignación puede ser transformada en conocimiento y acción, Nariño Biosonoro es una estrategia para avanzar en culturas de participación social en el conocimiento de la biodiversidad a nivel departamental.

Desde la Mesa Departamental de Cambio Climático tenemos muy claro que la gobernanza efectiva de los recursos naturales en el departamento de Nariño necesita forjar culturas de empoderamiento que deben partir del conocimiento sobre el entorno porque como decía la abuela “lo que no se conoce no se cuida”.  Por esta razón, nos propusimos junto a Corponariño (institucionalidad del Estado), la Red de Jóvenes de Ambiente – Nodo Nariño (organización juvenil de nivel nacional y local), la ONG Gaica (Organización No Gubernamental), Raiz Fuerza Natural (empresa privada de servicios forestales y ambientales) y el grupo de investigación científica de Ecología Evolutiva de la Universidad de Nariño, así como la asociación de biólogos de la misma universidad, poner a andar una estrategia de ciencia participativa alrededor de los paisajes sonoros que se llama #NariñoBioSonoro.

Nariño Biosonoro responde a la necesidad que tienen muchos ciudadanos de sentirse parte de la gestión ambiental del territorio, en este caso del conocimiento del sonido de sus entornos.  Responde al urgente reto de formar culturas de participación directa para la profundización de la democracia colombiana a través de las TIC`s y el liderazgo colectivo.   Implementa una estrategia de participación en este contexto de pandemia, que permite que cualquier persona en cualquier lugar del departamento, pueda sentarse, sacudirse el vértigo de los días, respirar pausada y largamente mientras se inscribe ( https://bit.ly/2T34cRv ) y descargar alguna de las dos aplicaciones para grabar su entorno como indica detalladamente el método de este proceso; abrirla, poner en modo de grabación WAV, y reconectar con su entorno en la memoria virtual del tiempo presente a través de un silencio de 1, 2 o 5 minutos. Puede repetir por el bien de su existencia este ritual sencillo pero valioso las veces que quiera, y cargar estas grabaciones a un formato tan sencillo que ni 2 minutos tomara llenarlo (https://bit.ly/2HbEcB3 ).

Todas las grabaciones reposarán en SONAR, una base de datos sonoros de toda la biodiversidad de esta morada al sur que astutamente crearon hace algunos años l@s investigador@s del grupo de investigación científica en ecología evolutiva de la Universidad de Nariño.  Estos paisajes sonoros podrán ser colectados a través de un móvil entre el 12 y el 25 de octubre de 2020.  Los paisajes sonoros enviados serán analizados, así como la participación de los nariñenses en esta jornada de ciencia abierta, y se expondrán en 2021 a todos los interesados en los resultados por todos los medios posibles en esta modernidad tecnológica.

¿Quieres saber más de esta iniciativa? visita: https://narinobiosonoro.gaica.org.co, o escribiendo un mensaje a narinoaccionclimatica@gmail.com.  Te invitamos a construir participativamente la memoria sonora de Nariño; y con tu móvil y miles de móviles más, recoger los sonidos que nos envuelven de magia en este sur, donde el verde es de todos los colores.

[1] Ingeniero forestal, presidente de la Mesa Departamental de Cambio Climático de Nariño, gerente de la empresa nariñense de servicios forestales y ambientales Raiz Fuerza Natural S.A.S.

Comentarios

Comentarios