Nariño es el tercer consumidor de gas licuado del petróleo (GLP) en Colombia

Este año, el sector del gas licuado del petróleo (GLP) ha mantenido un desempeño positivo en ventas. De enero a septiembre, las ventas han crecido 4,8% comparado con el mismo período del 2019. “En septiembre de 2020, las ventas alcanzaron un máximo histórico de 59.724 toneladas mes, gracias a que el mercado está abastecido con oferta nacional, que lo hace muy competitivo”, afirmó Alejandro Martínez Villegas, presidente de la Asociación Colombiana del GLP – GASNOVA.

Es así como en Colombia, el GLP es el segundo combustible más utilizado para la cocción de alimentos, con una cobertura en el 95% del territorio nacional (1.050 municipios). Es usado por el 22% de las familias colombianas: 3,4 millones de hogares, es decir, 12 millones de personas.

A nivel regional, los principales departamentos consumidores de GLP son: Antioquia (18% del consumo nacional), Cundinamarca (11%), Nariño (9%), Valle del Cauca (8%), Bogotá D.C. (8%), Norte de Santander (6%) y Santander (5%).

Nariño quedó en 3er. lugar de consumo de GLP, con un 9% del total nacional, con una cobertura de 375.412 hogares –es decir, 1’201.318 personas–.

Estas cifras hacen parte del “Informe Anual del GLP – 2020”, una publicación elaborada por GASNOVA, que presenta un análisis completo del mercado del GLP a nivel nacional e internacional, y analiza lo acontecido durante la actual coyuntura de la pandemia provocada por el COVID-19.

El GLP en la reactivación económica.

Mirando en perspectiva el comportamiento de las ventas este año, de enero a septiembre crecieron 4,8%, comparado con el mismo período del 2019. “El abastecimiento con oferta nacional ha permitido al sector mejorar su confiabilidad y competitividad”, analizó Martínez V.

Desde agosto, con el inicio de la recuperación económica, el sector industrial ha consumido más GLP: ya representa el 17% sobre el total de las ventas. “Las empresas de distribución de GLP se han comprometido con el abastecimiento y acompañaron a los hogares, industrias y establecimientos comerciales en esta difícil coyuntura”, indicó Martínez.

Oportunidades para el 2021 .

El panorama para el sector GLP también es prometedor en el 2021, ante las nuevas oportunidades de crecimiento que se vislumbran. Para el Gobierno Nacional, el asunto ambiental es un tema prioritario, en el cual, el GLP será tenido en cuenta como combustible de transición hacia energías renovables.

Así lo consagra el Plan Nacional de Desarrollo (2018-2022), que busca fortalecer la transición energética del país hacia energías más limpias. En esta coyuntura, toman relevancia nuevos usos como (i) la sustitución de leña por GLP, (ii) la sustitución del diésel por GLP en la generación eléctrica y (iii) el uso vehicular (autoGLP) y náutico (nautiGLP).

Por otra parte, “el sector cuenta con $101 mil millones de pesos en el Presupuesto General de la Nación 2021, destinado al plan piloto de cilindros, redes urbanas de distribución de GLP y el esperado programa de sustitución de leña”, reveló Martínez, quien añadió que el Ministerio de Minas y Energía (MME) trabaja para que el año entrante inicie el proceso de sustitución de leña por GLP, con la meta de llegar en 2022 a 100.00 hogares que utilizan combustibles sólidos para cocinar, y reemplazar por GLP.

La entrada del autoGLP y nautiGLP es otra de las grandes apuestas del sector. Según el líder gremial, el MME estableció en 2020 que el GLP hace parte de los energéticos de 0 y bajas emisiones, y se comprometió a expedir antes de finalizar el año los reglamentos técnicos que darán luz verde a este nuevo combustible vehicular y náutico.

Comentarios

Comentarios