Nicolás Toro ¿candidato independiente?

Una de las más grandes contradicciones observadas hasta el momento en la contienda electoral por la alcaldía de Pasto, la protagonizó en recientes días Nicolás Toro. El candidato no tuvo reparos en recibir el apoyo de la representante a la cámara Teresa Enríquez (partido de la U), quien en un acto público manifestó la adhesión de su movimiento político a la aspiración de Toro, que se mostró regocijado por tan importante anuncio.

Recordemos que, desde un inicio, Toro había tratado de mostrarse como un candidato independiente, razón por la cual intentó inscribirse por firmas y acuñó el rechazo a la clase política tradicional como uno de las banderas de su campaña. Al no conseguir el número de firmas necesarias, su equipo de campaña denunció en redes sociales un supuesto saboteo y censura promovido por los políticos tradicionales para impedir ese propósito, a pesar de que en los corrillos políticos locales se escuchaba del afán del candidato por conseguir avales. En esa búsqueda, se inscribió por el partido PRE y anunció su lema “un hombre que jamás se rinde”, en alusión a la aparente persecución sufrida. Con esa estrategia avanzó en su campaña, promoviendo su independencia y autonomía, motivo por el cual deja muchos interrogantes la mencionada alianza con la congresista Enríquez. En dicho acto, la representante manifestó el apoyo no solo a título personal, sino a nombre del “Manuelismo” (en referencia a la corriente política de su hermano el ex senador Manuel Enríquez), quien actualmente es embajador del presidente Duque en Ecuador. En otras palabras, a Toro no le importó dejar en entredicho su independencia, pues no solo aceptó el apoyo de esta congresista, sino de una casa política tradicional cercana al uribismo, con estructura de clan, y con larga tradición de componendas burocráticas en las administraciones que apoya.

Finalmente, cabe resaltar que el candidato también recibió el apoyo del excongresista conservador Oscar Fernando Bravo.

Comentarios

Comentarios